• Jueves, 27 de junio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 2264 [name] => Pacientes [slug] => pacientes [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 2264 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 72 [filter] => raw [cat_ID] => 2264 [category_count] => 72 [category_description] => [cat_name] => Pacientes [category_nicename] => pacientes [category_parent] => 1350 ) )

Expertos alertan de la necesidad de extremar los cuidados de las personas mayores en Navidad

La variación en la frecuencia y la cantidad de comidas durante este periodo afecta a todas las personas, pero especialmente a las de edad avanzada

navidad

Durante los días de navidad es habitual que las personas mayores se desplacen, duerman en casa de familiares y en definitiva, abandonen sus rutinas habituales, lo que puede suponer en ocasiones una mayor desorientación o incluso un mayor riesgo de caídas o accidentes caseros. Es por ello que durante estas fechas es importante adecuar el hogar, evitar que haya alfombras con las que tropezar, muebles que puedan suponer un riesgo y vigilar que haya siempre puntos de luz disponibles.

Otra cuestión importante es los cambios que sufre en estos días la alimentación. Cabe recordar que según datos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), gran parte de la población mayor de 65 años está diagnosticada de alguna enfermedad relacionada con la alimentación: más del 60 por ciento tienen hipertensión, un 38 por ciento diabetes, un 50 por ciento hipercolesterolemia y un 38 por ciento padece osteoporosis, cifra que asciende hasta el 70 por ciento en la población mayor de 80 años.

Tal y como apunta David Curto, jefe de la Dirección Asistencial de Sanitas Mayores, este colectivo “suele verse más afectado debido a un proceso digestivo más pesado y lento, así como a la interferencia con dolencias propias de la edad”. En este sentido, el experto evitar comidas excesivamente copiosas, moderar el consumo de sal y azúcar en los platos y postres, no abusar de las grasas e incluir propuestas que traten de adaptar las texturas de los platos a las dificultades para tragar que padecen muchas personas de edad avanzada.

Cambios en el estado de ánimo

Otra cuestión a tener en cuenta es que la navidad se trata de un periodo en el que muchas personas pueden experimentar un sentimiento de soledad, una de las causas principales del deterioro de la salud en las personas mayores según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y en el que los recuerdos pueden afectar a su estado de ánimo.

De hecho, durante estas fechas es frecuente que sufran episodios de nostalgia, melancolía, desinterés, falta de apetito y alteraciones del sueño. Es un estado anímico al que se conoce como “depresión blanca” o “blues navideño” que, si no es tratado oportunamente, puede convertirse en un problema permanente.

Para evitarlo,  según David Curto, “es esencial implicar al mayor en las fiestas de Navidad y hacerle partícipe de las actividades”. Por último, el experto aconseja que los mayores compartan tiempo con los pequeños de la casa, ya que “no solo se potencia el estado de ánimo positivo, sino que también se refuerza la estimulación cognitiva”.