• Viernes, 19 de julio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1353 [name] => Residentes [slug] => residentes [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1353 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1334 [count] => 176 [filter] => raw [cat_ID] => 1353 [category_count] => 176 [category_description] => [cat_name] => Residentes [category_nicename] => residentes [category_parent] => 1334 ) )

Expertos defienden que los pediatras tengan una formación reglada en vacunas

VacMIR es un proyecto de GSK, con el que la compañía está contribuyendo a la formación en vacunas de residentes de Pediatría

formación vacunas GSK

Son muchos los médicos residentes en Pediatría que deseen ampliar sus conocimientos en vacunas, y es que durante el ejercicio de su profesión serán fundamentales conceptos como su proceso de fabricación, su seguridad y los calendarios vacunales. Sin embargo, la realidad es que no existe una formación reglada a este respecto durante la residencia. Es por ello que los laboratorios GSK han puesto en marcha la propuesta formativa VacMIR.

Se trata de un proyecto que en Madrid se va a celebrar de forma centralizada, en colaboración con la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla-La Mancha (SPMYCM), en el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid. Como explica Begoña Arias, responsable de Formación de la SPMYCM se debe trasladar a los residentes de Pediatría la importancia de las vacunas como medida de salud. “Muchos estudios han demostrado el beneficio de la inmunización en la población general, ya que junto con la potabilización del agua son las dos prácticas sanitarias que han hecho disminuir en mayor grado las enfermedades infecciosas. Además, ofrecen la oportunidad de defendernos con nuestras propias armas, que es nuestro sistema inmune”.

Asimismo, insiste en que los futuros pediatras deben conocer que el desarrollo de las vacunas está estandarizado en una normativa internacional de calidad científica y ética que regula los ensayos clínicos. “Esta normativa está incluida en las Guías de Buenas Prácticas Clínicas, que aseguran y garantizan la calidad científica de los ensayos clínicos para la valoración de las vacunas. Por ello, su seguridad es máxima y los efectos secundarios son mínimos comparados con el beneficio que se obtiene de la vacunación”.

Los retos de la vacunación

Además de abordar estos conocimientos básicos, los expertos insisten en que este tipo de iniciativas da lugar a que los futuros profesionales puedan también implicarse en los retos de la vacunación y en las soluciones y mejoras.

Sobre esta cuestión, la experta insistía en que los pediatras deben de estar capacitados intentar transmitir la información a los pacientes y, en este caso, a los padres, “de manera adecuada”. Así concluía que “debemos estar actualizados para poder contestar de manera adecuada a aquellas dudas relacionadas con las vacunas que podemos encontrar en la consulta: las vacunas no disminuyen la inmunidad, no se asocian a determinadas enfermedades sin causa conocida, no producen graves reacciones adversas, los aditivos o adyuvantes no son tóxicos, las indicaciones para vacunar se basan en estudios científicos que han demostrado su eficacia y no en intereses económicos de la industria farmacéutica, entre otros aspectos”.

El curso se celebra en diferentes sesiones entre febrero y mayo, y abordará cuestiones como las bases inmunológicas de la vacunación, los retos en el diseño de nuevas vacunas y la protección homóloga y cruzada, entre otros temas.