• Miércoles, 16 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1478 [name] => Ind. Farmacéutica [slug] => ind-farmaceutica [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1478 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3703 [filter] => raw [cat_ID] => 1478 [category_count] => 3703 [category_description] => [cat_name] => Ind. Farmacéutica [category_nicename] => ind-farmaceutica [category_parent] => 1350 ) )

Expertos destacan que los biosimilares ayudan a reducir costes a los sistemas y garantizan el acceso a los tratamientos

Mylan presenta Ogivri, el biosimilar de trastuzumab para el tratamiento del cáncer de mama

biosimilares ogivri

Uno de cada cinco hombres y una de cada seis mujeres en todo el mundo desarrolla cáncer en algún momento de su vida, y uno de cada ocho hombres y una de cada 11 mujeres muere por esta enfermedad. El año pasado hubo 18,1 millones casos nuevos de cáncer y 9,6 millones de muertes en el mundo.

Europa representa el 23,4 por ciento de los casos mundiales de cáncer y el 20,3 por ciento de las muertes por cáncer, aunque solo representa el 9 por ciento de la población mundial. El cáncer es, por tanto, la segunda causa de mortalidad en Europa.

Esta creciente carga social se debe al crecimiento de la población y al envejecimiento, así como a la prevalencia cambiante de ciertas causas de cáncer vinculadas al desarrollo social y económico. Así lo explicó Katinka Giezeman, head medical affairs Europe de Mylan, en la mesa redonda “Perspectivas de futuro de los biosimilares para un mejor acceso del paciente a los tratamientos” que ha tenido lugar en Barcelona.

El encuentro contó con la presencia de diversos expertos internacionales como el profesor Cornelius F. Waller, del Freiburg University Medical Center; Adriano Friganovic, presidente del European Specialist Nurses Organizations (ESNO); y la doctora Hope Rugo, profesora de medicina en la Universidad de California San Francisco (UCSF).

Biosimilares, una inversión a largo plazo

Los medicamentos biosimilares son productos sintetizados de forma biológica y que no son idénticos al medicamento original. Según datos de la industria, su desarrollo puede llevar hasta 9 años entre procesos de investigación y regulación, y la inversión inicial requerida es significativa; puede ir de los 150 a los 300 millones de euros.

Los expertos coinciden en el ahorro que los biosimilares pueden proporcionar a los sistemas de salud de todo el mundo, promoviendo la sostenibilidad de los mismos y garantizando el acceso de los pacientes a los medicamentos.

El ahorro podría ser especialmente significativo en tratamientos oncológicos, teniendo en cuenta que los fármacos contra el cáncer costarán más de 170 millones de euros en 2022, según datos de IQVIA. Al mismo tiempo, los posibles ahorros para los sistemas de salud en Europa y Estados Unidos como resultado del uso de biosimilares podrían superar los 50 mil millones de euros y alcanzar los 100 mil millones entre 2016 y 2020, según IMS and Medicines for Europe data.

Otro factor económico interesante es la carga social de los diferentes tipos de cáncer. En términos de carga causada por la pérdida de costos de productividad debido a la mortalidad prematura relacionada con el cáncer, el cáncer de mama ocupa la segunda posición, con 6.900 millones de euros. El cáncer de estómago también es responsable de la pérdida de productividad en el sur y centro-este de Europa, lo que supone pérdidas de 3.300 millones de euros (4 por ciento) en Europa.

Europa tiene una gran experiencia en el uso de biosimilares, ya que es la primera región del mundo en definir un marco para la aprobación de estos medicamentos y tiene más de 700 millones de días de experiencia clínica en los últimos 10 años. Más de 50 productos biosimilares de toda la industria, para 15 productos de referencia diferentes, ya están aprobados y registrados para tratar diversas enfermedades.

Ogivri, el biosimiliar de trastuzumab, disponible en España

Artur Cwiok, presidente de Mylan Europa, asegura que es parte del compromiso de Mylan hacer que los medicamentos de alta calidad sean más accesibles. “Desde Mylan hemos respondido a la creciente demanda de productos biológicos de alto coste. El uso de biosimilares es una oportunidad para que los gobiernos de toda Europa generen beneficios importantes para los pacientes y para sus sistemas de salud”. La compañía cuenta actualmente con 20 biosimilares en cartera, 9 de los cuales se encuentran entre los 10 principales productos biológicos a nivel mundial en las áreas de Oncología, Inmunología, Endocrinología, Oftalmología y Dermatología.

El último disponible en España es Ogivri, el biosimilar de trastuzumab co-desarrollado para el mercado global por Mylan y Boicon, que está indicado para el tratamiento de pacientes con cáncer de mama precoz (EBC) HER2 positivo, cáncer de mama metastásico (MBC) HER2 positivo y cáncer gástrico metastásico (MGC) HER2 positivo. Su llegada a España se produce tras la opinión positiva del CHMP, en octubre de 2018, y la Autorización Europea de Comercialización (aprobación) en diciembre de 2018.

Mylan presentó su primer biosimilar, de trastuzumab, en 2014 en India. Actualmente está aprobado en más de 65 países de todo el mundo.