• Miércoles, 22 de mayo de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1478 [name] => Ind. Farmacéutica [slug] => ind-farmaceutica [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1478 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3601 [filter] => raw [cat_ID] => 1478 [category_count] => 3601 [category_description] => [cat_name] => Ind. Farmacéutica [category_nicename] => ind-farmaceutica [category_parent] => 1350 ) )

Eyeforpharma Barcelona 2019: Los pacientes piden tecnologías para la salud y plataformas online

El crecimiento del número de aplicaciones de salud creadas por las empresas en los últimos tres años es del 300%

eyeforpharma

Laura Clavijo

La segunda jornada de eyeforpharma Barcelona 2019, en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), ha permitido comprender el lema del congreso, La medicina es solo el principio.

Más allá de la Medicina Personalizada y las plataformas de atención integrada entre médicos, cuidadores y compañías farmacéuticas que permitan transparencia, accesibilidad y exactitud de la información médica, los pacientes quieren usar tecnologías de vanguardia para el cuidado de su salud.

Es el caso de Mary, una paciente con problemas cardiacos, osteoartritis y depresión, representada por una actriz, que ha protagonizado el Workshop How digital is revolutionizing patients journey de Deloitte. Mary ha permitido descubrir las tecnologías, dispositivos y plataformas que pueden ayudar a manejar el día a día del paciente, mejorando la adherencia al tratamiento y la vigilancia de eventos adversos relacionados con la mediación.

El primer ejemplo ha sido Alexa, la inteligencia artificial de Amazon, que entre sus funciones, recuerda a Mary la toma de la medicación y le aconseja salir a realizar su paseo diario. Mary se pone su smartwatch y sale a la calle. La tecnología wearable le ofrece información sobre la actividad e interactúa con ella. Además de mostrar las pulsaciones avisa si el ritmo cardiaco es muy alto.

Las plataformas digitales permiten que los datos de salud de Mary estén disponibles para su médico, que tras analizarlos, realiza una reunión con Mary a través del móvil.

Reimaginando la experiencia del paciente

El 94 por ciento de los pacientes con enfermedades pulmonares que usa la tecnología digital para controlar su patología tiene un mejor cumplimiento del tratamiento, según datos del Deloitte Centre for Health Solutions.

La industria farmacéutica es consciente de este mercado de aplicaciones de salud. Tanto, que se calcula que el crecimiento del número de app producidas por las compañías en los últimos tres años es del trescientos por cien.

En el futuro, el mercado de wearables en 2022 supondrá 612 billones de dólares, según Deloitte Centre for Health Solutions.

Reformular el concepto de salud

Más allá de la Medicina, que es solo el principio, los pacientes necesitan compartir sus experiencias y redefinir el diálogo social sobre salud. Así lo han explicado los fundadores de PersonBeforePatient, una fundación sin ánimo de lucro que ha puesto en marcha una plataforma (www.personbeforepatient.org) para conectar a las personas con sus propias historias de salud. Ruth Wilson y Erik Schut, en la sesión Societies perception of health is broken, let’s build a new one, han explicado que su objetivo es “alimentar una sociedad más dinámica y próspera, donde nuestra compresión de la salud pueda ser redefinida, no solo desde una perspectiva física y mental sino también desde una perspectiva social, económica y ambiental”. Para conseguirlo, han recordado que es necesario redefinir el diálogo social sobre la salud. “Las historias son profundamente conmovedoras y complejas. Son individuales. No son solo una lista de síntomas, están conectadas con nuestras vidas, con las personas que somos y las que queremos ser”, explica Wilson.

Ruptura en la percepción social de la salud

Desde PersonBeforePatient tratan de recordar una verdad escondida a simple vista: en los últimos años, dentro de la industria de la salud, nos hemos desconectado del impacto más amplio de la salud. “Estamos centrados en una compresión de la enfermedad basada en los síntomas. Olvidamos que la Medicina no puede curarlo todo, porque no hay fármacos para las enfermedades modernas como  la infelicidad, la soledad o la autoestima, que afectan a nuestra salud”, ha explicado Wilson.

Desde su punto de vista, es necesario una industria de salud dinámica que nos permita, más allá de educarnos para vivir una vida física o emocional, o financiera o socialmente saludable, conectar con nosotros mismos, entender que la salud es importante y decidir qué significa para nosotros. “La salud, en este sentido más amplio, es un esfuerzo compartido, un proceso de cambio social para futuras generaciones”, ha concluido.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies