• Sábado, 21 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1492 [name] => Entrevistas [slug] => entrevistas [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1492 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1342 [count] => 257 [filter] => raw [cat_ID] => 1492 [category_count] => 257 [category_description] => [cat_name] => Entrevistas [category_nicename] => entrevistas [category_parent] => 1342 ) )

“El hecho de que haya una Atención Primaria potente es extremadamente”positivo para nuestro Departamento”

La gerente del Departamento de Salud de Elda (Alicante) ha concedido una entrevista a la Revista EL MÉDICO

En la designación de nuevos equipos directivos de los Departamentos de Salud de la Comunidad Valenciana efectuada por el consejero de Sanidad, Luis Rosado, se escogió a Sofía Clar Gimeno como responsable del Departamento de Salud de Elda, asumiendo también el cargo de directora médica. Es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia, especialista en Pediatría y Oncología Pediátrica, posee un Master en Dirección y organización de Hospitales y Servicios de Salud, y ha sido coordinadora médica de los centros de salud Carrús y Puzol. Hasta ahora era directora médica de Atención Primaria del Departamento de Salud Elche-Hospital General.

¿Qué ha supuesto personal y profesionalmente para usted su nombramiento como gerente del Departamento de Salud de Elda?

A nivel personal, ha sido una satisfacción y un reto. Yo ya conocía al consejero de Sanidad, Luis Rosado, y cuando me llamó para ofrecerme la gerencia del Departamento le contesté que sí, sin dudar. El consejero es un buen gestor, una buena persona a la que admiro, y formar parte su equipo es todo un honor. De entrada, es un esfuerzo personal, pero a la hora de aceptar la propuesta consideré  que iba a favorecer mi desarrollo  personal y profesional. Creo que el consejero quiere tener un equipo de personas con ganas de trabajar, preparadas y con inquietud de mejorar los recursos públicos. A nivel profesional, me obliga a formarme mejor y conocer la gestión hospitalaria, que hasta ahora no había podido desarrollar completamente. No obstante, es apasionante  trabajar para alcanzar el máximo potencial para este Departamento y hacer que cada profesional del mismo se sienta motivado y orgulloso de pertenecer a la AVS y al Departamento de Elda. Creo en un Departamento integrado, que busca la excelencia y que centra su atención en el usuario; creo en un Departamento eficiente, que hace un adecuado uso de los recursos públicos; y creo en un Departamento con capacidad de dar soluciones imaginativas a las dificultades.

¿Qué características/peculiaridades presenta este Departamento?

El Departamento de Elda es el segundo más grande de la provincia de Alicante en número de camas hospitalarias y población asignada. En la actualidad damos asistencia sanitaria a 199.000 usuarios y tenemos 426 camas. Una de las características del Departamento de Elda es la gran dispersión geográfica, ya que abarca las comarcas del Alto y Medio Vinalopó. Por ello, disponemos de 7 puntos de actividad continuada en la actualidad. Es un Departamento con una población mayor de 65 años que supera los 32.000 ciudadanos, lo que conlleva el envejecimiento y la cronicidad que van ligadas a esta edad. Es el Departamento con mayor número de centros de salud acreditados para la docencia MIR de Medicina Familiar y Comunitaria, con 8 centros . En el Departamento trabajan cerca de 2.000 profesionales: más de 500 médicos, más de 1.000 profesionales de Enfermería, cerca de 200 de función administrativa, y más de 200 en servicios centrales. La Generalitat Valenciana amplió el Hospital General de Elda en 2010  y en la actualidad este esfuerzo se ha traducido en una mejora muy importante en calidad y servicios para el usuario de este Departamento. Contamos con CEIC y una Unidad de Investigación muy potente. Ahora somos un Departamento asociado a la Universidad Miguel Hernández, pero tenemos todos los servicios médicos y quirúrgicos para poder pasar a ser un hospital universitario. Este hospital posee una amplia experiencia docente. Sin duda, es un Departamento con ganas de trabajar, de avanzar y de poder desarrollar su actividad al máximo nivel.

Háblenos un poco de su trabajo, como gerente del Departamento de Elda… que, además, compatibiliza con su labor de directora médica.

Trabajo en equipo; ésa es la clave para tener éxito. Trato de delegar, haciendo partícipe al equipo de los proyectos, motivarlos y contar con ellos. Quiero crear un equipo de trabajo con personas preparadas, ilusionadas, leales y trabajadoras. Y me gusta transmitir la información de forma fluida y transversal. En este Departamento ser gerente y, además, directora médica, es positivo, porque trabajas de primera mano todo y puedes avanzar más rápido. Pero, además, cuento con una subdirectora médica de hospital, que supervisa de forma directa la actividad ambulatoria del Centro de Especialidades y del CSI de Villena. Por su parte, en Atención Primaria hay un director médico y una directora de enfermería, y como gerente les doy la máxima prioridad porque el hecho de que haya una Atención Primaria potente es extremadamente positivo para el Departamento. Asimismo, hay que valorar el rol de la Enfermería con el fin de integrarlo en el trabajo del Departamento de forma completa, con mayor protagonismo y autonomía.

¿Cuáles son las principales dificultades/retos que tiene planteados en estos momentos?

Aumentar la accesibilidad del ciudadano a una intervención quirúrgica, consultas externas y pruebas especiales. Para conseguirlo, en Cirugía se ha incorporado un coordinador de quirófanos y uno de UCSI, que van a contribuir a mejorar estos aspectos. En el ámbito de las consultas externas y pruebas especiales estamos perfilando las agendas de los especialistas con el fin de que se bloqueen el mínimo, se agilicen las altas y vuelvan los pacientes a AP. Y estamos desarrollando protocolos de trabajo entre AP-AE con interconsultas on-line entre profesionales con grupos de mejora departamentales.

Desde la perspectiva de la Atención Primaria, ¿qué iniciativas se están llevando a cabo en esta área que considere de especial interés o relevancia?

En primer lugar, se ha de integrar de forma total la Atención Primaria en el Departamento, y se ha de potenciar el abordaje al paciente crónico o pluripatológico. En AP hasta el 40 por ciento de pacientes pluripatológicos presentan 3 o más enfermedades crónicas, el 94 por ciento está polimedicado, el 34 por ciento presenta un Barthel inferior a 60 y el 37 por ciento tiene deterioro cognitivo. La prevalencia de pluripatologías en Atención Primaria se estima en un 1,38 por ciento de la población general, lo que representa un 5 por ciento de las personas mayores de 65 años. En un Servicio de Medicina Interna de un hospital universitario su incidencia es del 38,9. por ciento de los ingresos. En términos de recursos sanitarios de asistencia urgente representan 3,6 episodios al año y en hospitalizaciones 1,9 al año. Con estos datos no es de extrañar que, en la actualidad, las enfermedades crónicas se identifiquen como un problema emergente de salud. El médico de EAP es el centro del abordaje a los pacientes crónicos, ya que trata todas las etapas de la vida, tiene la capacidad de detectar las necesidades de la población y anticiparse, e interviene en educación sanitaria, relación con salud pública, ayuntamientos y asociaciones de enfermos. El médico de familia tiene como misión prestar servicios integrales de salud, desde la perspectiva biopsicosocial, al individuo, familia y comunidad, con métodos sencillos, de forma accesible, trabajando en equipo y haciendo además promoción y prevención de la salud y no solo asistencia a la enfermedad. Partiendo de este hecho, es importante que el paciente paliativo sea guiado desde Primaria. En este sentido, hemos elaborado el plan departamental de paliativos 2011-2013 con participación de Primaria, UHD, UMCE, Urgencias, y Medicina Interna. Y se ha creado una comisión interdisciplinar para el manejo de estos pacientes hasta el final de su vida, a ser posible en su domicilio.

¿Qué otras medidas se están instaurando en este ámbito?

Nuestro objetivo prioritario es conseguir una AP del Departamento de Elda más resolutiva, que sea proactiva y que se anticipe a los problemas de salud de los pacientes. Para ello, se han adoptado medidas de distinto tipo. Es fundamental la formación a médicos y enfermeros en la estratificación de sus pacientes a través de los sistemas de información ambulatorio que tenemos. Desde hace dos meses en AP hay una enfermera de casos que interrelaciona con la enfermera de gestión hospitalaria para abarcar la esfera biosocial del paciente. También se ha incrementado la cartera de servicios en AP,  disponiendo en todos los centros de salud de Cirugía menor, espirometrías y retinografía. Se está trabajando en la mejora de la accesibilidad del usuario a la AP, garantizándoles horarios de tarde en todos los servicios de Primaria. Se ha solicitado la acreditación INACEPS para un centro de salud y se va a gestionar en calidad, y hemos iniciado procesos de EFQM en cita previa, asistencia a procesos sin cita para todos los centros de salud. Se ha integrado a los profesionales de PAC en la formación del Departanento con cursos formativos propios en RCP (resucitación cardiopulmonar) y manejo de IAM (infarto agudo de miocardio). Se está potenciando la investigación en AP. También es importante incentivar el liderazgo en AP y desde la gerencia se trabaja en ello, al igual que en motivar a los profesionales de este ámbito. Igualmente, queremos dar mayor protagonismo a la enfermera de AP, que se trabaje en el autocuidado del paciente (sobre todo el crónico). También queremos facilitar la rotación de médicos de AP en servicios del hospital con el fin de mejorar la formación, comunicación entre profesionales y capacidad resolutiva del médico AP.

En su opinión, ¿hasta qué punto la AP puede y debe cobrar protagonismo en estos momentos críticos para el sistema sanitario español?

En la AP existe la mejor relación coste-beneficio (recursos sencillos con manejo eficiente) y resuelve la mayoría de los problemas de salud (75-90 por ciento) sin derivar al segundo nivel con un buen nivel de calidad asistencial. Los modelos sanitarios basados en la superespecialización han demostrando su fracaso, al no abordar de forma integral los problemas de salud. La nueva visión de la AP es el abordaje de los problemas de salud individuales y comunitarios con una visión global e integral, cobrando importancia la calidad de los servicios sanitarios y una buena coordinación con otros niveles asistenciales.  En estos momentos críticos, debemos reforzar el papel de la Primaria, que ha demostrado importantes aumentos en eficiencia, sobre todo relacionado con su longitudinalidad propia. Se busca una AP fortalecida y la propia OMS, en el 25º aniversario de Alma Ata, reconoce que la Primaria debe jugar un papel integrador, que coordine niveles asistenciales y asegure la continuidad de los cuidados, sobre todo vinculado a la que va ser la epidemia del siglo XXI, que es la cronicidad. Por ello, debe ser el centro de gravedad de un sistema de salud bien planteado.

¿Cómo valora posibles iniciativas, como las propuestas en Cataluña, para otorgar a AP funciones propias de Atención Especializada (AE)?

Entiendo que tiene que ver con un incremento en la cartera de servicios de la Atención Primaria, la incorporación de nuevos perfiles profesionales, la asunción total de servicios y prestaciones que venía prestando la atención especializada y la asunción compartida de funciones y responsabilidades en servicios y prestaciones de la AE. No obstante, creo que se ve ensombrecido por el debate de liderazgo de AP y la frustración y síndrome de burn out de profesionales en el ámbito de EAP.

¿Qué están haciendo para la contención de los costes departamentales?

En el Departamento se ha expuesto la necesidad de extremar la racionalización en el uso de recursos que tienen a su disposición. He explicado a los profesionales la realidad actual para que podamos trabajar juntos en estos momentos y les hemos pedido que aporten medidas que ayuden a mejorar en este sentido. Me he sorprendido al ver que han venido jefes de servicio a proponer planes de optimización de recursos que suponen un ahorro importante. Por ello, tengo que destacar que en estas medidas ha sido determinante la colaboración del Departamento, incluida la junta de personal. La primera actuación es monitorizar el gasto de forma exhaustiva. Ver los gastos totales del Departamento por capítulos. En estos momentos tenemos contempladas algunas medidas que nos van a permitir ahorrar más de dos millones y medio de euros en el próximo ejercicio. Se trata de medidas de racionalización que nos van a permitir ser más eficientes con un gasto menor. Ampliar los horarios de los centros de salud y revisar los de los puntos de atención continuada, reducir el gasto de material no sanitario, controlar el material sanitario, ajustar el gasto de agua, electricidad y climatización, reducir el número de menús desechados, control del gasto farmacéutico hospitalario (con la implantación de la dosis unitaria y la utilización de genéricos), reducir el gasto en telefonía e Internet, reducción de los costes de laboratorio, revisión de pacientes derivados a otros centros y cuya asistencia se puede ofrecer aquí, o controlar los aspectos relacionados con el absentismo, son algunas de las medidas que vamos a adoptar. Por otro lado, ya hemos realizado una reorganización de las camas existentes; desde hace tres meses tenemos 35 camas sometidas a reordenación y cuando sea necesario se irán ocupando en función de las necesidades.

¿Cómo compatibilizar recortes en salud con un mayor fortalecimiento de la AP?

La realidad es que los gestores tenemos margen de maniobra para mejorar la gestión de recursos sin afectar a la atención al paciente.. Se nos exige que lo hagamos con responsabilidad y sentido común, haciendo uso de protocolos basados en la evidencia clínica, con poca variabilidad entre profesionales y centros. La idea es seguir las líneas estratégicas de la AVS,  que aseguran calidad de la atención, con seguridad y al menor coste, lo que nos obliga a ser eficientes y hacer gestión clínica a cada profesional de la AVS.

¿Hasta qué punto una mejor AP va a suponer, en general, una mejora en la calidad asistencial en nuestro país?

Es un momento para fortalecer el primer nivel de asistencia sanitaria y fomentar el autocuidado del paciente. Desde la Atención Primaria hay que abordar al paciente crónico, buscarlo y no perderlo del radar. La falta de continuidad, comunicación, coordinación e integración provoca la infra o sobreutilización de servicios, y con un uso inapropiado de ellos se crean duplicidades, demoras, insatisfacción, errores y  despilfarros. La integración crea una atención más efectiva, de mayor calidad y más eficiente. Con este escenario buscamos una nueva manera de gestionar que busque la sostenibilidad y calidad, con servicios sanitarios integrados, proactivos, con tecnología adecuada y atención a los cuidadores, y perseguimos aumentar la autoestima del paciente, implicarlo en el control de su tratamiento e incrementar la calidad de vida del enfermo. El modelo de gestión de casos de Atención Primaria es un modelo integrado con atención domiciliaria que tiene múltiples ventajas: reduce las visitas a urgencias un 81 por ciento, disminuye los ingresos hospitalarios en paciente de bajo control un 76 por ciento, controla los cuatro factores de riesgo cardiovasculares principales (tabaco obesidad, ejercicio físico y dieta) previniendo el 70 por ciento de las enfermedades, una Medicina proactiva reduce ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares, y baja la tasa de hospitalización; además, el enfermo crónico recibe muchos cuidados en casa y pocos en el hospital, recibe recordatorios preventivos en casa, es corresponsable de su enfermedad, tiene mejor evaluación de sus enfermedades físicas y sociales.

Las previsiones indican que las inversiones en esta línea de actuación serán beneficiosas para los pacientes, reducirán los ingresos hospitalarios, mejorarán la eficiencia y reducirán la mortalidad. Y aunque los resultados económicos se darán a medio plazo, los estudios confirman un fuerte retorno sobre la inversión en la enfermedad cardiaca congestiva, asma, y con pacientes con pluripatologías. El ahorro principal estaría en la reducción de ingresos y reingresos y coste por día. Una Medicina más proactiva asegura que los pacientes tengan la confianza y las habilidades para gestionar su enfermedad, que reciban los cuidados para un control óptimo de su enfermedad y la prevención de complicaciones, que exista un sistema de seguimiento continuo tanto virtual como presencial, que dispongan de un plan para el control de su enfermedad mutuamente acordado con los profesionales de la salud, y una organización que preste una orientación preventiva y longitudinal manifestada por una intervención diseñada entre el paciente y el equipo clínico.

Una gestión profesional de los recursos, ¿considera que es la clave para mantener o mejorar el sistema sanitario español?

La profesionalización de la gestión sanitaria es imprescindible en estos momentos. El sentido común y la preparación clínica de base te ayuda, pero se ha de buscar el máximo rendimiento de los recursos públicos. Y, para ello, la formación ligada a la profesionalización es vital. Se lo debemos a nuestros pacientes y es una responsabilidad dar el mejor servicio posible, buscando la excelencia. Ya no vale todo, ahora no sirve el tapar agujeros o gestionar como apaga fuegos, sin planificar líneas estratégicas. Se ha de dar lo mejor y hacer más con menos, y para eso la profesionalización es fundamental