• Jueves, 23 de mayo de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 7998 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 7998 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 1 [name] => Sin categoría [slug] => sin-categoria [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 45 [filter] => raw [cat_ID] => 1 [category_count] => 45 [category_description] => [cat_name] => Sin categoría [category_nicename] => sin-categoria [category_parent] => 0 ) )

Identificar las ondas Q “patológicas” en un electrocardiograma puede determinar un infarto, tal como se describe en los capítulos 7 y 8 de ‘Dar sentido al ECG. Manual Práctico’

El libro, reeditado con el apoyo de Mylan, se está facilitando por capítulos, desde EL MÉDICO INTERACTIVO, para su descarga

Libro Mylan

Saber interpretar un electrocardiograma puede ser una tarea complicada si no se saben identificar las diferentes ondas e interpretar su significado. Para ayudar a los profesionales sanitarios a descifrar correctamente cada onda que sale en el gráfico que dibuja el funcionamiento del corazón contamos con el libro ‘Dar Sentido al ECG. Manual Práctico’ que acaba de ser reeditado con la colaboración de la compañía Mylan.

Identificar la onda Q y el complejo QRS puede llegar a ser determinante para frenar a tiempo un infarto de miocardio, por ejemplo. Y es que, precisamente, la aparición de alteraciones en estas ondas suelen estar relacionadas con alguna alteración coronaria. Así se explica con detalle a lo largo de todo el capítulo 7 de esta guía.

Si bien es cierto que en algunas derivaciones pueden darse pequeñas ondas Q (denominadas q) que desaparecen con una inspiración profunda, si estas surgen se debe estar alerta ante un posible infarto, una hipertrofia ventricular izquierda, el síndrome de Wolff-Parkinson-White, un tromboembolismo pulmonar o un bloqueo de rama, entre otras enfermedades.

La identificación del complejo QRS es también un punto clave a la hora de determinar enfermedades cardíacas, por eso es prioritario observarlo con atención en cuanto a tamaño de las ondas y morfología, un tema que se aborda en profundidad en el capítulo 8 de este compendio.

No hay que olvidar que todas las enfermedades mencionadas requieren de un diagnóstico y tratamiento urgentes, tal como se recoge en el manual, de ahí la importancia de identificar de forma correcta las ondas Q “patológicas”.

Escrito por los doctores por Andrew R. Houghton y David Gray, ‘Dar Sentido al ECG’ sitúa al profesional ante cualquier alteración que se deba tener en cuenta o interpretar a partir del gráfico de las mencionadas ondas que se reflejan en el electrocardiograma.

En los capítulos anteriores del manual (del 1 al 5) se detalla cómo determinar la frecuencia coronaria, el ritmo y el eje cardíacos; y se describe cómo localizar todas las ondas coronarias, así como los posibles problemas cardíacos que pueden reflejar su distorsión.

La entrega del manual completo ‘Dar sentido al ECG’ -que consta de 18 capítulos- se va publicando en EL MÉDICO INTERACTIVO, de forma periódica, además de facilitar los PDF de cada capítulo para su descarga.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies