• Martes, 25 de septiembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1520 [name] => Área Dolor Neuropático Localizado [slug] => area-dolor-neuropatico-localizado [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1520 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 76 [filter] => raw [cat_ID] => 1520 [category_count] => 76 [category_description] => [cat_name] => Área Dolor Neuropático Localizado [category_nicename] => area-dolor-neuropatico-localizado [category_parent] => 1350 ) )

“Intentar un cierto alivio en los pacientes con dolor crónico es nuestro deber y su derecho”

María Jesús Goberna trabaja en la sección de Enfermería de la Unidad del Dolor de la EOXI, situada en el Hospital Meixoeiro de Vigo, junto con dos personas más en Enfermería, un administrativo y ocho médicos especialistas en anestesiología

La enfermera María Jesús Goberna

¿Qué problemas fundamentales tienen los pacientes que acuden a su Unidad de Dolor?

Las patologías más frecuente son lumbalgias y cervicalgias de etiologías diferentes discales, articulares, a veces postoperatorias, seguidas del dolor miofascial. Un número importante de pacientes presenta dolor neuropático (neuralgia postherpética, trigémino, pudendo…) dolor visceral y oncológico.

Pero, sobre todo, el problema fundamental de nuestros pacientes es que son víctimas de una enfermedad,  el dolor crónico, que merma de forma importante su calidad de vida, sus relaciones personales y laborales y a los que, en la mayoría de las ocasiones podremos ofrecer alivio, difícilmente curación.

¿Cuáles son los tratamientos habituales que ofrece su Unidad de Dolor?

Principalmente se ofrecen  tratamientos intervencionistas: infiltraciones epidurales o articulares, bloqueos nerviosos, desactivaciones musculares, radiofrecuencia, epidurolisis, estimulación medular, bombas intratecales, iontoforesis…

¿Qué técnicas farmacológicas son las más utilizadas en su Unidad de Dolor?

Los fármacos se utilizan por distintas vías:

  • Endovenosa (perfusiones de lidocaína, analgésicos,etc…)
  • Transdérmica (iontoforesis,…)
  • Dérmica (parches de capsaicina,…)
  • Intratecal (bombas de opioides, baclofeno, etc…)
  • Epidural (catéter o infiltración)
  • En bloqueos nerviosos, desactivaciones musculares o infiltraciones articulares

 

¿Y las no farmacológicas?

  • Acupuntura
  • Tens (estimuladores transcutáneos)
  • Intervenciones de Enfermería de ayuda al afrontamiento: relajación,  respiración, control de la ansiedad, ayuda al autocuidado…

¿Cuál es su punto de vista sobre los cursos de formación para la Enfermería en las Unidades de Dolor?

Considero que son escasos los cursos específicos para Enfermería en dolor. Es evidente que  deberíamos estar al día en todas las nuevas técnicas intervencionistas dado que somos parte del equipo y asistentes en dichas terapias, pero, sobre todo, somos enfermeras. No podemos olvidarnos  que los pacientes  con dolor crónico precisan, en primer lugar, entender lo que les pasa, qué está fallando en su organismo que justifique su situación. En segundo lugar, precisan formación en autocuidado para ganar calidad de vida. Para formar a alguien hay que estarlo previamente. Necesitamos conocer estrategias más eficaces para llegar al paciente, técnicas de relación, comunicación y fomento  de cambio de conducta. Profundizar en el campo de las emociones, ya que están íntimamente ligadas a la percepción del dolor. El cuidado es la razón de ser de nuestra profesión. Considero que intentar un cierto alivio en los pacientes con dolor crónico es nuestro deber y su derecho.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies