• Martes, 14 de Agosto de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 7401 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 7401 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Investigadores identifican la proteína MCJ para tratar el fallo hepático fulminante por ingesta de paracetamol

proteína MCJ

Se estima que más de 60 millones de personas consumen paracetamol semanalmente en Estados Unidos. Aproximadamente 30.000 pacientes ingresan al año en las unidades de cuidados intensivos con daño hepático inducido por una ingesta alta de paracetamol.

Actualmente, el tratamiento estándar es la utilización del antioxidante N-acetilcisteína, que suele indicarse como antídoto tras la hospitalización. El problema es que la eficacia de esta terapia se limita a las ocho horas tras la ingestión, por lo que a veces se administra incluso antes de que se confirme el diagnóstico.

Ante la falta de alternativas, investigadores del CIC bioGUNE,  del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD) y de la University of Vermont College of Medicine han realizado estudios preclínicos en modelos de toxicidad por paracetamol, identificando a la proteína MCJ como una posible diana terapéutica en pacientes con fallo hepático fulminante. La ventaja es que este tratamiento podría ser eficaz incluso después de las ocho primeras horas de la intoxicación.

Como explica María Luz Martínez Chantar, investigadora del CIC bioGUNE, la proteína MCJ “está presente en las mitocondrias, centros neurálgicos de la respiración y de la producción de energía celular, fundamentalmente en tejidos con un alto nivel metabólicos como es el caso del hígado”. La idea de su aplicación para esta indicación,  se basa en que “es un regulador clave de la función de estos orgánulos. Por tanto, la modulación de sus niveles mediante terapia génica resulta en una mitocondria resistente al daño por paracetamol, evitando la muerte del hepatocito y promoviendo la regeneración hepática”.

Un trabajo en equipo

En el trabajo ha colaborado un consorcio formado por investigadores nacionales e internacionales, pertenecientes a hospitales y a centros de investigación básica y traslacional –Hospital  Marqués de Valdecilla (Santander), Hospital  Virgen de la Victoria (Málaga), Hospital NHS Foundation (Newcastle-upon-Tyne, Reino Unido), Hospital de Módena (Módena, Italia), Centro Medico Cedars-Sinai (Los Ángeles, USA), Instituto de Investigación en Biomedicina (Barcelona) y el CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM) .

Así, bajo el título “The mitochondrial negative regulator MCJ is a therapeutic target for acetaminophen-induced liver injury”, investigadores del Laboratorio de Enfermedades Hepáticas del CIC bioGUNE, dirigido por la María Luz Martínez Chantar y Juan Anguita, del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD) y de la University of Vermont College of Medicine, liderados por Mercedes Rincón, han publicado la investigación en la revista Nature Communications.

La importancia de esta aplicación de la proteína MCJ del mismo radica en que con el tratamiento estándar, si el paciente no evoluciona favorablemente o si la intervención llega después de las 8 horas, solo quedaba como opción el trasplante de hígado, una opción a la que se acaban sometiendo el 29 por ciento de los pacientes en esta situación.  Por lo tanto, existe una clara necesidad de definir tratamientos nuevos y accesibles que sean efectivos más allá de las primeras ocho horas después de la ingestión.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies