• Sábado, 21 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8359 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8359 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas “Alberto Sols” abren la vía hacia nuevas terapias en las melinopatías

" Los científicos del CSIC-UAM han descrito recientemente la regulación de la expresión de dos receptores de retinoides durante la formación de la envuelta de mielina   " Estos estudios podrían constituir dianas sobre las cuales desarrollar nuevas terapias en enfermedades como la esclerosis múltiple

 

 

El laboratorio del doctor Cosgaya, en el Instituto de Investigaciones Biomédicas “Alberto Sols” (CSIC-UAM), estudia cómo se lleva a cabo el proceso de formación de la mielina durante el desarrollo normal para poder así recapitular lo observado durante el desarrollo en los pacientes que han perdido la envuelta de mielina.La envuelta de mielina es una estructura que rodea a los axones de las neuronas  y que permite que los impulsos nerviosos se transmitan de forma más rápida, con un consumo menor de energía y una mayor eficiencia. Esta envuelta de mielina se forma por células de la glía especializadas que, en el nervio ciático al igual que en el resto del sistema nervioso periférico, se denominan células de Schwann. Son muchas las patologías humanas en las que la envuelta de mielina se encuentra dañada (mielinopatías), siendo las más conocidas de todas la esclerosis múltiple y la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth que afectan al sistema nervioso central o periférico, respectivamente. Todas ellas cursan con consecuencias devastadoras para los pacientes que las sufren.

 

 

En estudios previos, el grupo del Dr. Cosgaya observó que el ácido retinoico, un metabolito activo de la vitamina A, regula la formación de la mielina en el sistema nervioso periférico. El ácido retinoico actúa a través de su unión a unas proteínas que actúan como receptores nucleares con capacidad de actuar como factores de transcripción dependientes del ligando, regulando así la expresión de los genes. Estos receptores se llaman RAR y RXR (receptor de ácido retinoico y receptor X de retinoides) de los que existen varias formas (“, ” y “).

Las células de Schwann expresan estos receptores durante las fases importantes de la formación de la mielina y el grupo del doctor Cosgaya, en un reciente estudio, ha descubierto que la expresión de dichos receptores (principalmente de las formas RAR-” y RXR-“) se regulan por agentes esenciales en el control del proceso de formación de mielina.

En primer lugar, los investigadores han demostrado que la expresión de RXR-“, cuya expresión continuada en las células de Schwann depende de la presencia de un activador lábil, se ve incrementada por el contacto de las células de Schwann con los axones de las neuronas (contacto axonal). Este efecto se produce a través de un mecanismo que requiere la expresión de nuevas proteínas en la célula y no por una regulación directa.

Receptores nucleares de ácido retinoico

Por otro lado, el mismo ácido retinoico también es capaz de modular la expresión de sus propios receptores, previniendo el incremento de RXR-” debido al contacto axonal, al mismo tiempo que produce un gran aumento en los niveles de RAR-” mediante una regulación transcripcional directa.

Los receptores nucleares de ácido retinoico están adquiriendo una gran importancia en el campo de la investigación del proceso de mielinización. De hecho, recientemente se ha descrito que el receptor RXR-” está implicado en la diferenciación de los oligodendrocitos, las células que forman la envuelta de mielina en el sistema nervioso central, siendo capaz de acelerar la remielinización en este sistema.

Estos estudios son fundamentales para determinar la función de estos receptores, tanto en el sistema nervioso periférico como en el central, y parecen indicar que podrían constituir dianas sobre las que desarrollar nuevas terapias en las patologías donde esta envuelta de mielina se pierde.