• Miércoles, 16 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3750 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3750 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

La AEP insiste en que todos los menores de edad deberían tener asignado un pediatra

La Asociación Española de Pediatría reclama una mejora del modelo de Pediatría en España

SAS

Los pediatras de Atención Primaria son los responsables de la población del futuro inmediato del país. Esa es la idea que ha querido recordar la Asociación Española de Pediatría (AEP) para reclamar una mejora en el modelo, recordando que todo menor debe ser atendido en centros sanitarios adaptados a sus características que les proporcionen cuidados de calidad. En concreto, la organización considera  necesario que  el pediatra hospitalario asuma funciones de un nivel alto y muy específico de subespecialización y se promueva que las nuevas generaciones de pediatras opten por la especialización en Atención Primaria.

Asimismo, han declarado que “es evidente la importancia de asignar un pediatra de cabecera en AP y una enfermera pediátrica que conformen el equipo de asistencia infantil, que debería estar presente en todas las consultas de PAP de todas las CCAA.”.

Todo ello con el objetivo de que asegurar que todos los niños de 0 a 18 años sean atendidos por un pediatra. En este sentido, la idea fundamental es prestar una atención individualizada considerando el contexto social y comunitario con un enfoque poblacional general y, no solo de grupos de riesgo, y consolidar la formación de los pediatras en la promoción de la salud, en la prevención y tratamiento de las enfermedades en los niños.

Especialidad troncal autónoma

La otra idea que defendían desde la AEP es que es necesario que la especialidad salga de nuevo de la troncalidad médica y que el Ministerio de Sanidad considere la pediatría como una especialidad troncal autónoma, específica e independiente. Por tanto, la organización ha avisado de que sigue defendiendo el “irrenunciable” planteamiento del reconocimiento de las áreas de capacitación específicas pediátricas especialidades pediátricas como la excelencia de la especialidad. Así han insistido en  no se va a renunciar a ampliar el número de años de formación MIR desde los 4 actuales a 5 años, que asegure desde su visión troncal el desarrollo de las especialidades pediátricas, incluida la AP, aunque en esta tendrá que adecuarse primero la falta de pediatras y se contempla a más largo plazo.

Tal y como han defendido los especialistas, “esta ha sido siempre nuestra mayor prioridad y, tras la intervención liderada por la AEP frente a las instituciones oficiales, recientemente conseguimos el compromiso de la Dirección General de Ordenación de las Profesiones Sanitarias de que será una realidad. Con un periodo formativo con un tronco común de tres años, basado en competencias y que actualmente es factible de desarrollar a través de los distintos niveles asistenciales del Sistema Nacional de Salud, y un periodo posterior de 2 años donde se adquieran las competencias de las diferentes áreas de capacitación especialidades pediátricas, incluyendo el área formativa de atención primaria”, concluían.