• Martes, 21 de noviembre de 2017

La AP une su voz para pedir al Gobierno que atienda sus reivindicaciones en troncalidad

Las entidades que representan a los médicos de familia exigen al Ministerio de Sanidad información sobre cómo prevé enfocar la formación especializada

Foro AP

Los máximos representantes de las entidades que forman el Foro de Médicos de Atención Primaria se han reunido esta mañana para reclamar ante los medios de comunicación un modelo de troncalidad en la formación de los médicos que no excluya al primer nivel asistencial. Defienden aplicar el modelo establecido con el Real Decreto 639/2014, que fue derogado en diciembre del 2016 por el Tribunal Supremo al considerar insuficiente su memoria de impacto económico, momento a partir del cual la norma quedó paralizada.

Las organizaciones que integran el Foro, formado por sociedades científicas, sindicatos profesionales y la Organización Médica Colegial, exigen al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que informe sobre de las condiciones en las se va a desarrollar la troncalidad. No entienden modificaciones de la norma que rompan con los principios básicos de la troncalidad, entre los que se encuentran que los profesionales sanitarios aprendan a abordar desde las primeras etapas de su formación especializada los problemas de salud, con una visión integral de las personas.

Una troncalidad que permita a los especialistas formarse en cuestiones más generalistas de la atención al paciente es asumida y aceptada por las sociedades científicas de Atención Primaria. Sin embargo, tal y como ha apuntado Salvador Tranche, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), no pueden defender un modelo en el que desaparezca la Atención Primaria como ámbito de formación y que se límite únicamente en Atención Especializada, puesto que este modelo perjudica a todos los médicos.

La indefinición de los itinerarios y la variabilidad formativa es otro de los asuntos que no pueden definir el modelo. En opinión de Tranche, no es de recibo que un médico pueda formarse en los dos primeros años de la residencia sin pasar por un centro de salud. A su parecer, es necesario evitar una excesiva atomización, y contar con médicos formados en actividades transversales y más generalistas que puedan abordar al paciente de una forma más integral.

Petición a FACME

En la misma línea, José Luis Llisterri, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), ha remarcado la importancia de la reivindicación conjunta de las organizaciones que integran el Foro para ser escuchados por la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, así como la voluntad de diálogo y consenso. También ha reclamado un posicionamiento a la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), advirtiendo que una falta de complicidad en este asunto comportaría la salida de Sermergen de dicha entidad.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Antonio Fernández Pro, considera que para la Atención Primaria sería un “duro golpe” dejarla excluida de la troncalidad, puesto que sufriría en una de sus líneas de flotación como es la formación. También ha advertido que una indefinición de la norma, en que 102 unidades docentes tuvieran un itinerario distinto, llevaría a la pérdida de equidad.

También ve “esencial para la supervivencia de la Atención Primaria” la rotación de los residentes en centros de salud la presidenta de la Asociación Española de Pediatras de Atención Primaria (AEPAP), Concha Sánchez. En su opinión, las actividades profesionales que el residente puede desarrollar por sí mismo solo puede adquirirlas en el medio donde las va a desarrollar. “No se puede entrenar a un jugador de baloncesto en un campo de fútbol”, ha expresado a modo de símil.

Sánchez considera que el residente debe aprender competencias transversales, es decir, formarse en cuestiones como ética, comunicación, gestión del tiempo o manejo de la incertidumbre, con un enfoque totalmente distinto al hospitalario. Asegura que, si no se especifica adecuadamente el entorno formativo, los médicos no irán a estudiar al centro de salud, ya que les resultará más cómodo permanecer en los hospitales, y no irán a un entorno desconocido. Más allá, considera que “la humanización de la asistencia requiere del conocimiento que ofrece la Atención Primaria”.

Pérdida de interés

Eliminar de la troncalidad el entorno formativo del primer nivel asistencial provocaría tal empobrecimiento del mismo que los médicos perderían el interés por la especialidad de Medicina de Familia, según Francisco Miralles, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM). Para impedir que esto suceda, insiste en la necesidad de que el Ministerio de Sanidad dialogue con las sociedades científicas y otras organizaciones, “para buscar una solución que sitúe a la AP en el nivel que le corresponde”

Desde el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), reconocen no ser entusiastas de la troncalidad, aunque sí admiten que las demandas del Foro tienen sentido y que el Ministerio de Sanidad debería escucharlas para construir un mejor sistema de formación especializada.

Desde la Organización Médica Colegial, en cuya sede se ha celebrado la rueda de prensa, su presidente, Serafín Romero, ha afirmado que también contribuirá a buscar soluciones a un tema con tanta afectación sobre la formación de los médicos, y que trasladará al Consejo Nacional de Especialidades y a FACME las reivindicaciones del Foro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies