• Viernes, 16 de noviembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1483 [name] => Sanidad Privada, Mutualidades y Empresas [slug] => sanidad-privada-mutualidades-y-empresas [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1483 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 1588 [filter] => raw [cat_ID] => 1483 [category_count] => 1588 [category_description] => [cat_name] => Sanidad Privada, Mutualidades y Empresas [category_nicename] => sanidad-privada-mutualidades-y-empresas [category_parent] => 1350 ) )

La biopsia ósea y de partes blandas guiada mejora el diagnóstico del sarcoma

El procedimiento tiene una duración de entre 20-30 minutos, es menos invasivo, más rápido y además, al no necesitar quirófano, reduce el número de posibles complicaciones

biopsia ósea

La Organización Mundial de la  Salud (OMS) reconoce más de 150 variedades distintas de sarcoma, cada una de las cuales requiere un abordaje y un tratamiento específico. Es por ello que mejorar las técnicas diagnósticas supone un reto en esta enfermedad.

En este sentido, radiólogos de MD Anderson Madrid  destacan lo que la biopsia ósea y/o de partes blandas guiada por ecógrafo o por TAC ha supuesto en la mejora del diagnóstico de la patología. Como explica Sergio Serrano, del  departamento de Radiología Intervencionista de MD Anderson Madrid, el procedimiento tiene una duración de entre 20-30 minutos, es “menos invasivo, más rápido y además, al no necesitar quirófano, reduce el número de posibles complicaciones”.

El experto añade que “vamos a una zona previamente decidida y, además, gracias a las técnicas de imagen, podemos ver de forma directa dónde queremos pinchar y hacia dónde queremos ir”. Además, frente a la técnica utilizada de forma mayoritaria, la biopsia quirúrgica, que requiere anestesia general e ingreso hospitalario, este tipo de biopsia permite la anestesia local o la sedación, lo que facilita que el paciente pueda volver a casa en ese mismo día.

Sin embargo, esta técnica novedosa, actualmente  no está muy extendida entre los centros sanitarios, existiendo pocos profesionales expertos en la misma. Todo ello pese a que este procedimiento también puede estar indicado para el análisis de metástasis óseas en otros tipos de cáncer y para el seguimiento y/o evolución en el tiempo del paciente con sarcoma.

Un trabajo multidisciplinar

Otra de las particularidades de la biopsia ósea y/o de partes blandas guiada es que precisa de un abordaje multidisciplinar. De esta forma, se trata de una herramienta que beneficia el trabajo de diferentes especialidades, ya que por ejemplo, el seguimiento directo y preciso de la intervención hace que sea “más factible que las muestras tomadas sean adecuadas para el análisis posterior del patólogo, de forma que se reduce mucho el porcentaje de muestras de las que el patólogo no puede dar un diagnóstico correcto.

Además de Anatomía Patológica y Traumatología Oncológica, es también muy importante la coordinación con el Servicio de Oncología Médica, que juega un papel clave en la elección del tratamiento correcto. Asimismo, durante la intervención es importante contar también con un técnico o un auxiliar de enfermería y, en los casos en que se requiere sedación, también con un anestesista. “Para una visión más global del paciente, es crucial trabajar con un equipo multidisciplinar de profesionales”, incide Serrano.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies