• Viernes, 19 de octubre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1483 [name] => Sanidad Privada, Mutualidades y Empresas [slug] => sanidad-privada-mutualidades-y-empresas [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1483 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 1576 [filter] => raw [cat_ID] => 1483 [category_count] => 1576 [category_description] => [cat_name] => Sanidad Privada, Mutualidades y Empresas [category_nicename] => sanidad-privada-mutualidades-y-empresas [category_parent] => 1350 ) )

La cirugía robótica se posiciona como una de las opciones más seguras en Cirugía General y Digestiva

Actualmente la tendencia es a aplicarla a procesos complejos como bypass gástrico, gastrectomías parciales, esofagectomías distales y cirugía de cáncer de recto

Da Vinci

“La cirugía robótica será la indicación quirúrgica estándar para la mayoría de los procesos quirúrgicos en un futuro muy cercano”.  Esta es la afirmación que realiza Javier Álvarez, del Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela, basándose en la idea de que la cirugía robótica ha demostrado sus ventajas en el aumento de la seguridad clínica para los pacientes, ya que reduce de un modo sustancial los riesgos y las complicaciones asociadas a los procesos quirúrgicos.

De hecho, según datos publicados por la Agencia para la Investigación Sanitaria y Calidad, del Departamento de Salud de Estados Unidos en 2016, en Patient Safety Network, el abordaje quirúrgico robótico ya está aportando más seguridad en los procesos en los que está más extendido en términos de mayor seguridad.  En este sentido, el experto aporta que “ahora mismo, en Estados Unidos, la cirugía más indicada y realizada por vía robótica es la hernia inguinal, que es un procedimiento relativamente sencillo. Esto nos indica que los hospitales con mayor volumen del mundo ya han incorporado la robótica como el abordaje estándar porque añade más seguridad”.

Aplicación a procesos más complejos

En cuanto a los procesos que actualmente se están beneficiando de este tipo de cirugía, actualmente la tendencia es poder aplicarla a procesos cada vez más complejos. En este sentido, Pablo Anchústegui, jefe del servicio de Cirugía General y Digestiva del centro, está liderando la incorporación de la cirugía robótica a los procedimientos más complejos: bypass gástrico, gastrectomías parciales, esofagectomías distales y cirugía de cáncer de recto.

“Hasta el momento, en los últimos 6 meses hemos realizado 13 intervenciones robóticas en pacientes con situaciones clínicas complejas y hemos obtenido un éxito clínico total. Estamos convencidos de que la cirugía robótica representa un salto de calidad, del mismo modo que la cirugía laparoscópica superó los resultados de la cirugía abierta”.

Con estas cifras el experto quiere reflejar que esta tendencia no es pasajera, sino una muestra del futuro que ya está aquí, y al que es necesario adaptarse para dar la mejor atención sanitaria posible a los pacientes. Al respecto, Anchústegui insiste en que la  introducción de la cirugía robótica tuvo lugar en el año 2000 y con casi 20 años de recorrido, tanto la tecnología como el conocimiento de los profesionales han experimentado un crecimiento vertiginoso.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies