• Lunes, 24 de septiembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1483 [name] => Sanidad Privada, Mutualidades y Empresas [slug] => sanidad-privada-mutualidades-y-empresas [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1483 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 1567 [filter] => raw [cat_ID] => 1483 [category_count] => 1567 [category_description] => [cat_name] => Sanidad Privada, Mutualidades y Empresas [category_nicename] => sanidad-privada-mutualidades-y-empresas [category_parent] => 1350 ) )

La Clínica Universidad de Navarra investiga una vacuna para frenar el desarrollo del Alzheimer

Se trata de un estudio desarrollado en varios hospitales españoles y en dos franceses, que busca la creación propia de anticuerpos para frenar el desarrollo de esta enfermedad

desarrollo del Alzheimer

Se ha hablado e investigado mucho sobre una posible vacuna para el Alzheimer, que no se ha llegado a hacer realidad hasta el momento. Sin embargo, parece que un nuevo estudio podría arrojar resultados positivos, no para impedir la aparición de la enfermedad, pero sí para frenar el desarrollo del Alzheimer en aquellos pacientes en los que tenga nula o incipiente repercusión en el día a día.

Ese es el objetivo que se ha marcado una nueva investigación  en la que participa  la Clínica Universidad de Navarra, junto con varios hospitales españoles y dos franceses, que buscan crear una vacuna que posibilite la creación propia de anticuerpos para frenar el desarrollo de esta enfermedad. La investigación está impulsada por Araclon Biotech, una compañía biotecnológica que estudia el  desarrollo del Alzheimer y se aleja de lo que se ha ido estudiando en los últimos años.

Hasta el momento se había investigado la idea de inhabilitar la proteína amiloide mediante anticuerpos, ya que se cree que el origen del Alzheimer reside en la acumulación de esta proteína en el cerebro. Con el actual ensayo se busca sin embargo,  inutilizar los depósitos de amiloide con un método nuevo. “El estudio que iniciamos ahora consiste en la inyección de un fragmento de proteína amiloide, de tal forma, que el paciente crearía una resistencia y produciría sus propios anticuerpos que irían contra esa proteína”, explica Mario Riverol, especialista de Neurología de la Clínica de Navarra, que insiste en que la posible vacuna estaría dirigida a pacientes “en una fase de deterioro cognitivo leve o de demencia leve”.

Una inyección subcutánea

Respecto al procedimiento del estudio, el tratamiento se basa en una inyección subcutánea que se administra al paciente en seis ocasiones a lo largo de un año. En ese plazo de tiempo se realiza un seguimiento médico para certificar si el paciente crea o no esos anticuerpos, mediante un análisis que se extendería durante aproximadamente dos años.

Como explica el experto, “lo interesante es que buscamos que el paciente genere sus propios anticuerpos ante el amiloide. De ser así, quizá se podría conseguir que la enfermedad se frenara o incluso pudiera revertirse. Esto podría tener muchas implicaciones, no solo para los pacientes en fase inicial sino, incluso, para pacientes con alto riesgo de desarrollar la enfermedad, pero en los que aún no hay síntomas”.

Por último, la Clínica de Navarra informa de que tiene prevista la apertura de otros ensayos relacionados con el desarrollo del Alzheimer. En concreto, uno de ellos estará relacionado con la proteína que se deposita en el cerebro denominada tau, y que también se relacionada con esta enfermedad. Tau es la proteína responsable del deterioro cognitivo y de la pérdida de memoria, siendo la más vinculada a los síntomas de esta enfermedad neurodegenerativa. Un factor importante del que también se investiga la forma de paliarlo.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies