• Miércoles, 25 de abril de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 3117 [name] => Sensibilización central [slug] => sensibilizacion-central [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 3117 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 13 [filter] => raw [cat_ID] => 3117 [category_count] => 13 [category_description] => [cat_name] => Sensibilización central [category_nicename] => sensibilizacion-central [category_parent] => 1350 ) )

La clínica y los test de calidad de vida ayudan a diagnosticar la sensibilización central en niños y jóvenes

Jesús Cebrián, especialista de la Sociedad Española del Dolor, no es partidario de derivar estos pacientes a Atención Especializada, porque les puede atender el médico de Primaria “con una formación adecuada”

Dolor en niños

Los métodos diagnósticos más fiables para detectar la sensibilización central en los niños y los jóvenes son los mismos que en la mayoría de las patologías, como explica Jesús Cebrián Pazos, especialista del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y miembro de la Sociedad Española del Dolor (SED): “Siempre debemos recurrir a la clínica y los cuestionarios de calidad de vida. Además, es necesario realizar una investigación con los familiares próximos”.

Estos pacientes necesitan, al igual que los adultos, una atención integral, por lo que es importante la formación del pediatra en Atención Primaria. “El abordaje multidisciplinar de la sensibilización central es una de las claves para mejorar la evolución del paciente infanto-juvenil”, y resulta fundamental mejorar la formación de los pediatras de Atención Primaria para detectar este trastorno, porque, “en general, es escasa”, ha añadido. En opinión de este especialista de la SED, “se observa una tendencia a realizar pruebas complementarias para abordar un diagnóstico etiológico”.

Jesús Cebrián no es partidario de derivar estos pacientes infantiles a Atención Especializada, porque “con una formación adecuada el médico de Primaria podría abordar el problema”. En su opinión, el pediatra necesita más tiempo de consulta para realizar un abordaje cognitivo-conductual y rehabilitador integral.

Respecto a la edad en que estos pacientes suelen dejar la consulta de Pediatría para ser atendidos por el médico de adultos, Cebrián indica que son los 16 años en el medio hospitalario, mientras que en Primaria a veces es antes y pueden ser atendidos por médicos de Familia a partir de los 12-14 años.

La continuidad asistencial merece especial atención por parte de los profesionales sanitarios, ya que los jóvenes con dolor y sensibilización central necesitan un apoyo constante. “En el hospital se remite un informe a la Unidad de Dolor de adultos con toda la historia y evolución del paciente. En algunos casos los menores pasan a la consulta de un especialista concreto, que puede ser de Neurología, Reumatología o Traumatología.

Abordaje multidisciplinar

Respecto al tratamiento para los niños y jóvenes con sensibilización central, y dentro de ese abordaje multidisciplinar, Jesús Cebrián considera que deben incluirse medidas farmacológicas, rehabilitación-fisioterapia y terapia cognitivo-conductual. En concreto, este doctor no es partidario de proporcionar a los niños medicación añadida para evitar el dolor: “Se deben evitar analgésicos que puedan inducir dependencia física como opioides potentes, aunque algunos analgésicos de acción periférica y otros neuromoduladores pueden mejorar la funcionalidad”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies