• Domingo, 18 de noviembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1482 [name] => OMC y Colegios [slug] => omc-y-colegios [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1482 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 1749 [filter] => raw [cat_ID] => 1482 [category_count] => 1749 [category_description] => [cat_name] => OMC y Colegios [category_nicename] => omc-y-colegios [category_parent] => 1350 ) )

La Comisión Europea propone “evaluar las innovaciones sanitarias desde el punto de vista clínico”

La eurodiputada socialista Soledad Cabezón explica la propuesta comunitaria para evitar las duplicidades y destaca que más del 85 por ciento de las novedades solo aportan “pequeñas modificaciones”

Soledad Cabezón, durante su intervención en la OMC.

Soledad Cabezón, europarlamentaria del Grupo Socialista, ha analizado algunos de los temas que ocupan en la actualidad a los responsables de la política sanitaria europea, como la próxima aprobación de un informe de posicionamiento sobre la resistencia antimicrobiana, “una urgencia que se debe tratar”, la regulación del cannabis para tratamientos paliativos o la estrategia europea de vacunación. Además, ha explicado otros temas “que afectan directamente a la Salud Pública, como el acceso a los medicamentos”.

“La Comisión Europea ha puesto sobre la mesa una propuesta de reglamento sobre la evaluación de las innovaciones y las tecnologías sanitarias desde el punto de vista clínico. Hace dos meses publicó su propuesta para intentar evitar la duplicidad de las evaluaciones de los medicamentos y de los productos sanitarios”.

En su opinión, esta medida es necesaria “para mejorar el acceso, la sostenibilidad y la calidad”. “La problemática es de precio: más del 85 por ciento de los nuevos medicamentos comercializados son fundamentalmente de tipo incremental, con pequeñas modificaciones. Nos falta innovación disruptiva o medicamentos realmente novedosos y nos falta dirigir la investigación hacia las prioridades”.

La propuesta del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, de la que forma parte Soledad Cabezón, se basa en la implantación de “una metodología científica de alta calidad que asegure un procedimiento objetivo, transparente e independiente”.

“La normativa que propone la Comisión Europea prohíbe la reevaluación a nivel estatal y, en principio, nosotros también somos contrarios. Los estados miembros deben desarrollar la metodología y adaptarla a sus especificidades. Un certificado de la Unión Europea dando validez a un nuevo producto sanitario o medicamento se puede convertir en un arma de presión para su introducción en los sistemas sanitarios. Estamos trabajando en el Parlamento para desarrollar la herramienta que ayude a discriminar las innovaciones que aportan y las que no aportan”.

Big data y secuenciación genómica

Por otra parte, la eurodiputada socialista también se ha referido a la firma celebrada en abril de este año por 13 estados miembro, incluida España, por la que de forma voluntaria comparten al menos un millón de genomas para el año 2022. “Es necesario ir hacia una Medicina de precisión, mejorar el conocimiento e impulsar la investigación. La secuenciación del genoma y, en general, la evolución tecnológica, nos permiten manejar grandes cantidades de datos, por lo que nos encontramos ante un nuevo paradigma que supone dos retos, que son la seguridad de la protección a la intimidad y la equidad territorial”.

Serafín Romero defiende la universalidad de la asistencia

Soledad Cabezón, licenciada en Medicina y especializada en Cardiología, ha intervenido en la V Jornada ‘Retos y orientaciones de la profesión médica y del sector sanitario en la Unión Europea’, organizada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM). Su presidente, Serafín Romero, ha destacado la labor de Cabezón en la defensa del sistema sanitario español ante los cambios aprobados por el anterior Ejecutivo, y ha elogiado también el papel de los colegios médicos: “Ante la situación de crisis, en el entorno médico hemos estado muy comprometidos con la realidad política, social y económica. Nuestro mensaje ha sido que nadie se quede atrás y, por eso, no estábamos de acuerdo con un decreto que dejaba a ciudadanos españoles y extranjeros fuera de la asistencia sanitaria. Especialmente estábamos alertando también de que estas medidas dificultaban uno de los pilares de nuestro Sistema Nacional de Salud, que es la sensibilidad, que abarca la disponibilidad de profesionales sanitarios y recursos técnicos y el acceso al medicamento. La llegada de nuevas tecnologías y medicamentos conlleva un problema de sostenibilidad, como ha ocurrido con la hepatitis C”.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies