• Miércoles, 19 de junio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 6577 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 6577 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) )

La composición de la microbiota intestinal puede estar relacionada con el riesgo de demencia

Las concentraciones fecales de amoníaco, indol, escatol y fenol eran más altas en los pacientes con demencia en comparación con aquellos que no la padecían

La composición de la microbiota intestinal puede estar relacionada con el riesgo de demencia, según una investigación llevada a cabo por expertos del Centro de Atención e Investigación Integral sobre Trastornos de la Memoria, Centro Nacional de Geriatría y Gerontología de Japón.

Y es que, según los científicos, cuyo trabajo va a ser publicado en la Conferencia Internacional de Accidentes Cerebrovasculares de la American Stroke Association 2019, las bacterias del intestino tienen un impacto en el riesgo de diversas enfermedades como, por ejemplo, las cardiacas.

Para alcanzar esta conclusión, lo investigadores japoneses estudiaron 128 muestras fecales de pacientes (con y sin demencia) y encontraron diferencias en los componentes de la microbiota intestinal en pacientes con trastorno de la memoria, lo que sugiere que lo que influye en el intestino influye también en el riesgo de demencia, al igual que otros factores de riesgo.

Además, tal y como comprobaron, las concentraciones fecales de amoníaco, indol, escatol y fenol eran más altas en los pacientes con demencia en comparación con aquellos sin demencia. No obstante, los niveles de ‘Bacteroides’, organismos que normalmente viven en los intestinos y pueden ser beneficiosos, fueron menores en los pacientes con demencia.

“Aunque este es un estudio observacional y evaluamos a un pequeño número de pacientes, el índice de probabilidades es ciertamente alto, lo que sugiere que las bacterias intestinales pueden ser un objetivo para la prevención de la demencia”, han zanjado los expertos.