• Domingo, 25 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1604 [name] => Nacional México [slug] => nacional-mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1604 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1601 [count] => 739 [filter] => raw [cat_ID] => 1604 [category_count] => 739 [category_description] => [cat_name] => Nacional México [category_nicename] => nacional-mexico [category_parent] => 1601 ) )

La copa menstrual ahorra más de 30 mil pesos en México

Este dispositivo está elaborado de silicón de grado médico, perfecto para las mujeres que han desarrollado alergia al látex, pues pueden usarla sin riesgo, ya que está libre de látex y nitrosamina

copa menstrual

Deny Welsh, sexóloga clínica por el Instituto Mexicano de Sexología, comentó en entrevista exclusiva con El Médico Interactivo México, sobre los beneficios que la copa menstrual puede atraer a las usuarias e invita a los médicos a actualizarse con respecto a su creciente uso.

¿Qué es la copa menstrual y de qué está hecha?

Por definición, la copa menstrual es un dispositivo médico, en este momento la única marca certificada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), es la llamada Diva Cup, sin embargo, existen otras copas aprobadas por la FDA y la CE que ya se distribuyen en México por importación.

Este dispositivo está elaborado de silicón de grado médico, una bondad para las mujeres que han desarrollado alergia al látex, pues pueden usarla sin riesgo, ya que está libre de látex y nitrosamina (proteína del látex). Sin embargo, esto no excluye otro tipo de alergias, por lo tanto, si la usuaria desarrolla sensibilidad con el uso de este material, es indispensable suspender su uso y acudir al médico.

Actualización, ahorro y bondades ecológicas

Los médicos deben tener en cuenta que las tecnologías en favor de la higiene íntima femenina han evolucionado de la mano del cuidado ambiental, por ejemplo, la copa menstrual puede sustituir el uso de los productos desechables de higiene íntima femenina, por ejemplo, por un periodo de 5 días se pueden usar hasta 30 toallas, lo que daría a 25 paquetes al año, es decir,  más de 390 toallas femeninas al año, por 6 años o más, dependiendo del cuidado de la copa. Estamos hablando de un gasto de 31.100 pesos de toallas femeninas, por lo que suele durar el ciclo menstrual de una mujer en etapa reproductiva.

¿Cómo se utiliza?

La copa debe introducirse en el canal vaginal mientras la usuaria la mantiene doblada, se debe empujar el borde horizontalmente en la vagina a modo que el tallo no quede más de 1.27 cm dentro de la vagina, pues colocarla muy profundo puede provocar fugas y puede dificultar la extracción. Ya insertada debe girarse para asegurar su correcta apertura. Dependiendo del flujo, puede permanecer en el cuerpo hasta por 12 horas.

Conservación

La conservación de la calidad del silicón de grado médico dependerá del cuidado y uso que le den a dicho dispositivo, ya que tiene algunas contraindicaciones de uso. Aunque no existen datos del aumento de riesgo por contraer o desarrollar infecciones por la utilización de la copa, no se recomienda el uso de la misma cuando la usuaria tiene alguna infección de este tipo, menos aún si tiene medicación tópica, ya que esta puede arruinar el material.

En el caso específico de que la usuaria tenga una candiadiasis vaginal, se deberá suspender el uso de la copa e incluso cambiarla por una nueva, ya que aunque la limpieza de la copa consiste en hervirla al finalizar cada periodo, no se tiene la certeza científica de que esta infección sea eliminada con la ebullición.

Hay casos en los que las usuarias utilizan vinagre, cloro, agua oxigenada, Isodine, gel antibacterial, entre otros productos, sin embargo, estos productos no aseguran la calidad de material de la copa, la recomendación es lavarla con jabón neutro o poner a hervir agua y dejarla en el hervor de 30 segundos a un minuto.

Copas pirata

En el mercado también hay copas pirata carentes de cualquier certificación cuyo material de fabricación es desconocido y pone en peligro la salud de las usuarias. Como un uso responsable cualquier persona puede buscar en la página de Cofepris todos los productos con certificación para uso y distribución en México.