• Sábado, 23 de junio de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 2284 [name] => Noticia del día [slug] => noticia-del-dia [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 2284 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1334 [count] => 108 [filter] => raw [cat_ID] => 2284 [category_count] => 108 [category_description] => [cat_name] => Noticia del día [category_nicename] => noticia-del-dia [category_parent] => 1334 ) )

La digitalización transforma los procesos asistenciales

Se ha celebrado en Madrid una jornada sobre desafíos en Sanidad organizada por la revista Forbes

jornada Forbes_mesa transformación digital

Las nuevas tecnologías aplicadas al sector de la salud, más allá de su aportación en cuanto a la mejora de la eficiencia, transforma los procesos asistenciales, según una de las conclusiones de la mesa redonda sobre digitalización sanitaria celebrada el 28 de febrero en Madrid en el marco de la jornada sobre desafíos en Sanidad organizada por la revista Forbes.

Para Ángel Blanco, director de Sistemas de Quirónsalud, la transformación digital supone “el mayor cambio asistencial en la Medicina”. Este viene impuesto desde fuera del sector, y los profesionales y gestores están obligados a aprovechar las nuevas herramientas. “No se trata solo de tecnologías, sino de un cambio radical de los procesos”, afirmó Blanco, que mencionó como ejemplo los dispositivos para el seguimiento de enfermedades que evitan la presencia física del paciente.

Para este experto, el nuevo modelo de atención sanitaria debe dar respuesta a las exigencias del paciente, que pasan por un trato más personalizado, más transparencia e inmediatez, y hay que hacerlo más activo y más corresponsable de su salud. Esto obliga a trabajar en red, dentro de los hospitales, entre ellos y con terceras instituciones, yendo a donde está el paciente, ya sea a residencias, atención primaria o centros de la competencia.

Esta visión coincide con la del director gerente del Hospital Clínico San Carlos, José Francisco Soto, que destaca como retos la capacidad, no solo de combatir la enfermedad sino de centrarse en la salud, los valores, las redes asistenciales, la eficiencia, la globalización (que implica compartir información) y la superespecialización. A su parecer, entre las claves para abordar la Medicina del futuro se encuentran generar experiencias de nueva creación para sorprender al paciente, con la ayuda de las nuevas tecnologías; la inteligencia aumentada, que pasa por la personalización y la humanización de la asistencia; así como tender hacia organizaciones “líquidas”.

La visión de los proveedores tecnológicos

La mesa redonda también contó con la perspectiva de representantes de empresas tecnológicas innovadoras, como Ignacio López, director de Relaciones Institucionales y Desarrollo del Negocio de Philips, que comparte la opinión de que contar con nuevas tecnologías que faciliten el diagnóstico y control de enfermedades hace cambiar los procesos asistenciales.

Por su parte, el CEO de Grupo VIVO Diagnóstico por Imagen, Oscar Brihuega, se mostró optimista ante la evolución del sector, entre otros motivos porque, “en situaciones de crisis, innovar es la única opción”. En el caso concreto de las herramientas de diagnóstico, reconoce el temor de que una máquina realice esta función, por lo que prefiere referirse a ellas como herramientas de soporte a la decisión clínica. Considera que la demanda de esta tecnología va en aumento, a pesar de lo cual un número importante de los equipos médicos de los centros sanitarios están obsoletos.

Desde el punto de vista de la consultoría, Mario de la Peña, socio de Deloitte Digital, opina que la eficiencia no es suficiente, y que hay que sumarle elementos como la prevención o los resultados en salud, y aquí las tecnologías sanitarias juegan un papel fundamental. A su juicio, aún queda mucho por hacer en cuanto a digitalización del sector sanitario, y como ejemplo de ello mencionó la falta de informatización del consentimiento informado.

El médico, donde sea necesario

Durante la mesa redonda, surgió el debate sobre el posible futuro prescindible de determinadas profesiones médicas que, según el director de sistemas de Quirónsalud, tenderán a desaparecer, algo que también prevé el director del Hospital Clínico San Carlos. Con una visión coincidente, Brihuega opina que habrá que hacer una “redistribución del valor”, es decir, que haya médicos donde se necesiten. En cualquier caso “más de la mitad de pacientes quieren tomar parte de su proceso, y no podrían empatizar con una máquina”, aseguró el CEO de Grupo VIVO Diagnóstico por Imagen.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies