• Martes, 12 de diciembre de 2017

La elección del primer tratamiento epiléptico resulta clave para la evolución del paciente

Así lo han manifestado diversos neurólogos en el simposio “Epilepsia, experiencia terapéutica más allá de las crisis”, patrocinado por Bial y Eisai

primer tratamiento epiléptico

En el marco de la LXIX Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología (SEN) diversos neurólogos han debatido sobre la importancia del primer tratamiento epiléptico  dentro del simposio “Epilepsia, experiencia terapéutica más allá de las crisis”, patrocinado por Bial y Eisai. A este respecto José María Serratosa, presidente de la Sociedad Española de Epilepsia (SEEP) insistía en que aunque en la actualidad existen 22 opciones en donde elegir un tratamiento epiléptico, el número se ve reducido cuando el  se acota según factores como el grupo de edad o las indicaciones específicas del paciente.

En este sentido, Vicente Villanueva, jefe de Sección de la Unidad de Epilepsia del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, exponía que “una de las situaciones que vemos cuando se da un primer tratamiento epiléptico al paciente, que suele ser en monoterapia, es que casi todos los tratamientos demuestran eficacia, pero hay una serie de factores que van más allá de las crisis en las que no todos responden igual”.

El experto incidía en que en esta elección es dónde se debe tener en cuenta una elección individualizada para cada paciente, teniendo en cuenta no solo la eficacia del fármaco, sino también que se adapte a su estilo de vida para que haya una mejor adherencia, que no presente interacciones con otros fármacos que tome el paciente y en definitiva, que sea adecuado para el conjunto de salud y no solo para la patología en particular, “y eso nos referimos con ir más allá de la crisis”.

Novedades terapéuticas

En cuanto a cuál es el arsenal terapéutico actual en epilepsia y cuáles son los últimos datos sobre el mismo, Villanueva dio a conocer las últimas novedades relacionadas con acetato de eslicarbazepina, que recibió el pasado junio por parte de la Agencia Europea del Medicamento la autorización para su uso en el tratamiento como terapia adyuvante en pacientes adolescentes y niños mayores de seis años y como monoterapia administrada una vez al día, para el tratamiento de adultos con diagnóstico reciente de epilepsia de inicio parcial.

De hecho, Vicente Villanueva  era el coordinador del estudio Euro-Esli, un análisis conjunto de datos provenientes de 14 estudios europeos en práctica clínica, que analizaba los resultados de acetato de eslicarbazepina en 2.058 pacientes de entre 14 y 88 años de edad con crisis parciales, con o sin generalización secundaria, y que han sido seguidos durante una media de cinco años.

Sobre el mismo, el experto aportaba que “hemos detectado que el porcentaje de pacientes que a lo largo de los años continuaba con el fármaco era muy alto. Ello es debido a que la relación entre su efectividad y efectos adversos es buena”.  Por último, el experto concluía que “estos datos son importantes porque proporcionan una visión significativa de cómo funciona un fármaco en un entorno médico habitual, donde los pacientes son más diversos que los reclutados para los ensayos clínicos y el tratamiento se adapta a las necesidades de cada persona”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies