• Lunes, 11 de diciembre de 2017

¿La esquizofrenia se hereda?

Un estudio con hermanos gemelos muestra que casi un 80 por ciento del riesgo de esquizofrenia es heredable

Investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) han observado en el mayor estudio realizado con hermanos gemelos en el ámbito de la esquizofrenia que hasta el 79 por ciento del riesgo de desarrollar este trastorno puede explicarse por factores genéticos.

El trabajo, publicado en la revista ‘Biological Psychiatry’, utilizó un nuevo enfoque estadístico para abordar uno de los factores que arrojaba más dudas en los estudios previos sobre heredabilidad, ya que el hecho de que los participantes hubieran sido diagnosticados o no con esquizofrenia, podía darse el caso de que la enfermedad apareciera más adelante.

“La nueva estimación de heredabilidad de la esquizofrenia, el 79 por ciento, está muy cerca del extremo superior de las estimaciones previas de su heredabilidad”, ha explicado John Krystal, editor de la revista científica, ya que hasta ahora se estimaba un factor genético del 50 al 80 por ciento.

El estudio utilizó un registro dinámico que incluía todos los hermanos gemelos nacidos en Dinamarca desde 1870 y los datos se combinaron con los de un registro nacional psiquiátrico, lo que permitió evaluar la vinculación genética de más de 30.000 pares de gemelos.

Aunque el diagnóstico de la esquizofrenia se basa en una estricta definición de los síntomas, los investigadores también estimaron la heredabilidad utilizando una categoría más amplia de la enfermedad que incluye aquellos trastornos relacionados. Y así encontraron una estimación similar del 73 por ciento, lo que indica la importancia de los factores genéticos en todo el espectro de la enfermedad.

“Este estudio es ahora la estimación más completa y rigurosa de la heredabilidad de la esquizofrenia y su diversidad diagnóstica. Es interesante, ya que indica que el riesgo genético para la enfermedad parece tener una importancia casi igual en todo el espectro de la esquizofrenia”, ha añadido Hilker Rikke, también autor del estudio.

No obstante, este experto aclara que las manifestaciones clínicas pueden variar desde síntomas severos como la discapacidad de por vida a otros más sutiles y pasajeros.

“Por lo tanto, el riesgo genético no se limita a una definición estricta de enfermedad, sino que además incluye un perfil de diagnóstico más amplio”, ha añadido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies