• Martes, 12 de diciembre de 2017

La evaluación continuada se sitúa como clave para establecer el precio de terapias innovadoras

Es una de las principales conclusiones de la LXX Jornada de la Fundación para la Investigación en Salud (Fuinsa), que ha debatido sobre si los medicamentos han alcanzado precios excesivos

Farmaindustria defiende el valor social del medicamento

Los medicamentos cada vez abordan tratamientos más personalizados, son más eficaces y seguros, pero también son cada vez más caros. Todo ello abre el debate de si realmente los sistemas de salud van a poder hacer frente a los costes de las nuevas terapias, sobre todo cuando cada vez aumenta el número de pacientes crónicos y pluripatológicos, que necesita financiar su medicación a largo plazo. Ante este contexto, la LXX Jornada de la Fundación para la Investigación en Salud (Fuinsa) ha centrado una de sus metas de debate en la idea de “¿tienen precios excesivos los medicamentos?”.

Participaba en esta mesa Pedro Luis Sánchez, director del Departamento de Estudios de Farmaindustria, que aclaraba que “no se trata tanto de hablar de precios excesivos o no,  como de asegurar que se corresponden con el valor que aportan los medicamentos en la vida real”.

El valor social del medicamento

Así, parte de su argumentación se centraba en hacer entender el valor social del medicamento, que debe analizarse a través de la evaluación continuada. “Ahora ya podemos medir los resultados en salud y costes asociados de cada prestación farmacéutica para un gran número de pacientes y en distintos momentos del proceso asistencial, y además, gracias al proceso de digitalización, disponemos de herramientas para almacenar, procesar y analizar estos datos con metodologías científicas para mejorar el tratamiento de los pacientes”.

Desde su perspectiva, “ya estamos listos para analizar de forma robusta el valor real que aportan en la práctica las distintas alternativas terapéuticas, y es también verdaderamente posible empezar a desarrollar las posibilidades que abre la medicina personalizada”.

Otra de las informaciones que aportaba el representante de Farmaindustria, es que si bien existen “grandes esperanzas” en el conjunto de nuevos medicamentos que actualmente están en fase de investigación y desarrollo en el mundo (más de 7.000), también es cierto que está cayendo de forma importante la rentabilidad prevista de la I+D, por lo que el concepto del valor real del medicamento cobra en la actualidad, si cabe, mayor importancia.

De esta forma, parece que la evaluación continuada de las nuevas terapias puede resultar una de las claves a la hora de regular los precios. Por ello, Sánchez insistía en que “será preciso invertir en infraestructuras que permitan la recolección y el análisis de datos para asegurar que el valor se mide adecuadamente y en distintos momentos del tiempo” a través de la historia clínica electrónica y el desarrollo de registros y de software y hardware apropiados para el análisis de datos”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies