• Sábado, 21 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 6783 [name] => Dolor crónico [slug] => dolor-cronico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 6783 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 25 [filter] => raw [cat_ID] => 6783 [category_count] => 25 [category_description] => [cat_name] => Dolor crónico [category_nicename] => dolor-cronico [category_parent] => 0 ) )

La excesiva carga asistencial y la falta de comunicación impiden el abordaje multidisciplinar del paciente con dolor crónico

La atención multidisciplinar del paciente con dolor crónico debe incluir la asistencia de los médicos de primaria, distintos especialistas como traumatólogos, rehabilitadores, psicólogos y Enfermería

reunion_dolor_Tarragona_Grunenthal

El paciente con dolor crónico, en líneas generales, no recibe una buena atención debido, sobre todo, a la excesiva carga asistencial que complica el seguimiento de su evolución. Además, también se echa en falta una buena estrategia de atención multidisciplinar, siendo la principal barrera para esto la falta de comunicación entre los profesionales sanitarios, sobre todo entre Atención Primaria y Hospitalaria. Así, los protocolos o los mecanismos de actuación son diferentes en cada comunidad autónoma e, incluso, varían entre hospitales de la misma provincia.

Esta atención multidisciplinar del paciente con dolor debería incluir la asistencia de los médicos de Primaria, distintos especialistas como traumatólogos o rehabilitadores, psicólogos, y otros profesionales como Enfermería.

Por ejemplo, en Cataluña para derivar a un paciente con dolor a la consulta del psicólogo es necesario hacer una solicitud previa y, en caso de aceptación, suelen pasar unos tres meses hasta visita inicial de 15-20 minutos; posteriormente, la consulta se puede repetir cada tres meses. La Sanidad pública, en este sentido, no está preparada para cubrir estas necesidades de los pacientes. Lo mismo ocurre con los asistentes sociales, que son bastante inaccesibles para las personas que no están ingresadas en un hospital. Una circunstancia diferente se produce en determinadas unidades como las de fibromialgia o algunas Unidades del Dolor donde sí existe la figura del psicólogo.

La consulta virtual

Una de las soluciones a la falta de comunicación entre los diferentes servicios sanitarios puede ser la e-consulta o consulta virtual. En algunos hospitales no existe, pero en los que se realiza ha mejorado la comunicación de forma considerable y, además, ha reducido los plazos de espera. Muchas veces se puede ayudar a realizar un diagnóstico con una llamada telefónica, videoconferencia o con el envío de una radiografía u otras pruebas diagnósticas por correo electrónico. Para ello, es imprescindible actualizar la formación del médico de Atención Primaria, y, como ya se ha dicho, favorecer estos canales de comunicación.

Unidades del dolor

La Unidad Clínica del Dolor puede tener una lista de espera cercana al año y medio para realizar una primera visita en algunos centros, por lo que puede no ser una opción válida para atender al paciente con dolor crónico. En este tiempo, la evolución del tipo de dolor puede hacer que el tratamiento resulte ineficaz y el paciente pase a ser candidato a cirugía. En concreto, los médicos de Atención Primaria de Tarragona pueden derivar directamente a un paciente a la Unidad del Dolor, aunque conocen la amplia espera y prefieren tomar otras opciones.

El papel de la Enfermería

Los médicos consideran que la enfermera debería tener un papel destacado en el abordaje del paciente con dolor crónico, ya que puede darle pautas sobre su tratamiento y realizar un seguimiento de su evolución. En muchas ocasiones, se produce una falta de adherencia al tratamiento o un abandono del mismo debido a los efectos secundarios, y las enfermeras pueden ayudarles a manejarlos o informarles de otras alternativas terapéuticas. La enfermera es un vínculo de comunicación entre el médico y el paciente, y sería muy positivo que reforzara la labor informativa que el médico muchas veces no puede realizar por la falta de tiempo en la consulta. En la práctica, al menos en los hospitales consultados, esta función no suele realizarse, porque no existe un protocolo de actuación en este sentido.

 

Han participado en la elaboración de este artículo los Dres. Elena Bravo Lara, médico de Familia en el CAP Vila-seca, perteneciente a la Xarxa Sanitària i Social de Santa Tecla (Tarragona); Ángel Luis Carrillo Pujol, médico de Familia del CAP Reus V del Grup Sagessa; Iván Dot Pascuet, médico residente de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitari Sant Joan de Reus; Laura Pallarés Valls, médico residente de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitari Sant Joan de Reus, y Samantha Lucía Rodríguez Muguruza, reumatóloga del Hospital Virgen de la Cinta de Tortosa.