• Sábado, 21 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8359 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8359 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

La Federación de Empresarios Farmacéuticos propone un precio mínimo de 3 euros por los medicamentos financiados

También, que los pacientes aporten el 10% en función de la renta

AELMHU

La Federación de Empresarios Farmacéuticos Españoles (FEFE) ha propuesto un precio mínimo de los medicamentos financiados por el sistema nacional de salud (SNS) de tres euros, y que los beneficiarios aporten una media del 10 por ciento del coste de la factura en función de su renta.

 

La Federación farmacéutica propugna una reforma “en profundidad” del Sistema de Precios de Referencia, en línea con el informe de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) publicado el pasado 27 de junio, abandonando el sistema de cálculo basado en las Dosis Diarias Definidas y el Coste Tratamiento/Día.

“Además -reclama- se debe posibilitar la existencia de precios notificados; introducir el copago evitable (el paciente acepta el fármaco que prefija el Ministerio) y establecer precios mínimos para cualquier medicamento, no inferiores a tres euros de precio de venta”.

En cuanto a las cuestiones compartidas con la CNMC, FEFE ve “necesaria” una “profunda” reforma del actual Sistema de Precios de Referencia, aunque asegura que “no comparte que se produzcan interferencias en la negociación de precios entre proveedor y farmacia, lo que produciría una inmediata desincentivación de la dispensación de genéricos”.

En conjunto, apuesta por la eliminación del concepto actual de Precios de Referencia, “muy próximo al concepto de precios máximos, sin posibilidad de competencia”. “El establecimiento de Precios Notificados; la definición de un precio mínimo para cualquier medicamento, nunca inferior a tres euros y a explorar medidas del llamado ‘copago evitable’. Con ello, se pondrá coto al actual problema de desabastecimientos, en buena parte, causado por el desinterés de mantener en el mercado medicamentos sin margen para la industria”, concluyen.