• Martes, 12 de diciembre de 2017

La figura del psicólogo es necesaria en las unidades del dolor multidisciplinares

Antoni Castel, psicólogo

Bajo el título “Nuevas Aportaciones de la Psicología en el Tratamiento del Dolor Crónico”, se celebró la pasada semana en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid la I Jornada del Grupo de Trabajo de la Sociedad Española del Dolor (GTSED) de Psicología y Dolor. Una jornada en la que diferentes especialistas en el ámbito de la Psicología han explicado aspectos relacionados con el dolor.

Las ponencias expusieron temas como la experiencia bio-psico-social del dolor; la terapia cognitiva-conductual en el tratamiento del paciente con dolor crónico; la complejidad de las evaluaciones del dolor; el tratamiento psicológico del dolor crónico infantil; las nuevas tecnologías y el tratamiento psicológico del dolor, y la terapia constructivista para los síntomas depresivos del paciente con dolor. Además, se presentaron tres casos clínicos, así como los resultados, en una mesa redonda, de la encuesta de la SED sobre el perfil del psicólogo que trabaja en dolor.

Le preguntamos al Dr. Antoni Castel, psicólogo de la Unidad de Dolor del Hospital Universitario de Tarragona Joan XXIII y coordinador del Grupo de Psicología y Dolor de la SED, por la importancia de esta jornada:

A finales de 2013, desde la junta de la SED se propuso la creación de un grupo de psicología y dolor que estuviese formado por psicólogos. La SED es una sociedad multidisciplinar que lleva muchos años trabajando en todos los ámbitos del mundo del dolor y con el grupo de trabajo de Psicología y Dolor, la SED quiere mandar un mensaje y sensibilizar a la población y a las autoridades sobre la falta de recursos dedicados a tratar los aspectos psicológicos del dolor mediante un abordaje profesional, en el contexto de un tratamiento multidisciplinar. Es por lo que resulta muy importante la realización de esta I Jornada del GTSED de Psicología y Dolor. Jornada que nos va a permitir crear un grupo específico de profesionales y en la que queremos que se visualice, de alguna manera, el rol profesional del psicólogo en las unidades del dolor.

¿Cuál es la importancia de los psicólogos en las unidades del dolor?

A lo largo de los últimos años, en el GTSED de Psicología y Dolor, hemos intentado conocer cuál es la situación de los psicólogos que trabajamos el dolor en España. En este 2017 el grupo ha liderado una encuesta realizada a los psicólogos de las unidades de dolor española bajo el título “El papel de la psicología en las unidades de tratamiento del dolor: acerca de la actividad asistencial, docente e investigadora”. Igualmente, hemos publicado un monográfico sobre psicología y dolor en la Revista de la SED. Los resultados de la encuesta nos indican que el panorama es un poco desolador en algunos ámbitos. Aunque la figura del psicólogo es necesaria en las Unidades del Dolor multidisciplinares, la realidad no lo confirma. En nuestra encuesta y con todas las limitaciones de la muestra, de las 187 unidades de dolor que hay en España, únicamente en el 51% de las mismas, dentro de los niveles 3 y 4, hay psicólogo. Es más de la mitad y eso está bien. Pero, también, hemos mirado en detalle y, por ejemplo, en las horas de dedicación de cada psicólogo en la Unidad de Dolor, tenemos una media de 23 horas semanales, lo que determina que muchos están muy pocas horas. Al igual que dentro de las condiciones muchos psicólogos están como becarios vinculados a proyectos de investigación.

¿Cuál es su opinión sobre la intervención psicológica en los temas del dolor en España?

Cuando hablamos de dolor crónico, nos centramos en el aspecto físico. La realidad no es evidentemente así, ya que los elementos emocionales, los elementos interpretativos y cognitivos juegan un papel muy importante. Yo puedo tener una lesión o un problema de dolor determinado, pero después ese dolor en función de cómo puedo afrontarlo y manejarlo, ese dolor me va a  interferir mucho más en mi funcionalidad, en mi estado de ánimo y también va a aumentar en sí mismo por los mecanismos de modulación del dolor. Entonces es cuando realmente el papel del psicólogo en las unidades del dolor es de suma importancia.

Lo que ocurre es que todo lo que es la intervención psicológica en nuestro país es algo muy precario todavía. En muchos centros de áreas básicas de salud o centros de Atención Primaria carecen de la figura del psicólogo y las unidades del dolor, también son el reflejo de esa realidad española. Hay que tener en cuenta que el 92-93% de los responsables de las unidades del dolor consideran que el psicólogo es una figura esencial. Una iniciativa como esta, al igual que el intento de que los psicólogos también se adhieran a la SED, busca que la figura del psicólogo tenga más peso y tengamos una masa crítica mayor y que, a partir de ahí, podamos aumentar la presencia del psicólogo en las unidades del dolor. La figura del psicólogo en una unidad del dolor tiene que ser una figura estable que desarrolle un trabajo en condiciones de continuidad. Este es el hándicap que tenemos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies