• Domingo, 17 de febrero de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1492 [name] => Entrevistas [slug] => entrevistas [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1492 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1342 [count] => 236 [filter] => raw [cat_ID] => 1492 [category_count] => 236 [category_description] => [cat_name] => Entrevistas [category_nicename] => entrevistas [category_parent] => 1342 ) )

“La formación de los cirujanos es imprescindible para promover la salud”

José María Jover, presidente de la Asociación Española de Cirujanos, ha concedido una entrevista a EL MÉDICO

PRESIDENTE AEC

Tras dos años en el cargo como presidente de la Asociación Española de Cirujanos (AEC), José María Jover piensa que su junta directiva tiene que mantener su misión esencial: promover la mejor salud de los ciudadanos con cirujanos bien preparados, adecuadamente formados y actualizados.

¿Cuál es el balance de su presidencia en estos dos últimos años?

La junta directiva de la AEC tenía que hacer el máximo esfuerzo para acercarse al asociado, conocer su opinión y buscar su participación en muchos temas. Los nuevos estatutos se aprobaron pensando en este objetivo. Debíamos ser una sociedad mucho más abierta al asociado. En la actualidad, es fácil por los medios digitales. Por lo tanto, había que utilizarlos más y mejor. Durante estos dos años se han superado los 5.000 socios, llegando a una cifra récord. Hemos transformado y modernizado la página web.

¿Qué objetivos se marcaron?

La transparencia con la publicación de las cuentas. La auditoría externa ha supuesto un ejercicio de transparencia por parte de la AEC. Se puede discutir si lo que se gasta está bien o mal, pero tiene que estar muy claro en qué se gasta el dinero.  El socio tiene que estar informado de todo lo que se hace en la AEC.

¿En qué nuevas líneas se está trabajando?

En asegurar la sostenibilidad económica. Es importante un control de los gastos. Hay que gastar en todo aquello que aporte valor para los asociados, en lo que suponga un avance de la cirugía o promueva la representación en organismos de interés. Al mismo tiempo, debemos tener un control exhaustivo para evitar gastos innecesarios.  También estamos ampliando las relaciones, firmando convenios con otras sociedades científicas tanto nacionales como internacionales así como con otras instituciones como la AECID y con asociaciones de pacientes. De hecho, se ha creado un grupo de trabajo de colaboración humanitaria que está trabajando ya en muchos proyectos en diferentes países.

¿Con qué especialidades tienen más relación?

En estos momentos, la atención a nuestros pacientes cada vez es más multidisciplinar y nuestras relaciones son estrechas con Anestesia, Cuidados Intensivos, Aparato Digestivo, Endocrinología, Oncología, Medicina Interna, Geriatría, Radioterapia, Radiología, Medicina Nuclear, Laboratorio, Anatomía Patológica, Nefrología, Cirugía Plástica, Urología, Ginecología, Cirugía Torácica y Cirugía Vascular.

¿Cómo se articula esa comunicación?

A través de sesiones multidisciplinares en los hospitales y a través de acuerdos entre las sociedades científicas. En estos momentos, la Asociación Española de Cirujanos tiene acuerdos con las sociedades de Aparato Digestivo, Oncología, Cuidados Intensivos y Anatomía.

¿Qué papel tiene FACME en ese proceso?

Las sociedades científicas tienen muchos problemas comunes, como la financiación, desarrollo científico, relaciones con las instituciones, formación médica continuada, infraestructuras, problemas éticos…, y la unión de todas ellas a través de la FACME hace que sea más fácil resolverlos y que tengamos un foro donde poder conocernos e intercambiar ideas.

¿Qué destacaría de los grupos de trabajo: recertificación, ética, troncalidad, gerentes?

El intercambio de información es esencial para que todos mejoremos. A veces no se trata de inventar nada sino de copiar lo que otros ya hacen perfectamente.

La Asociación Española de Cirujanos integra, a su vez, a otras secciones quirúrgicas, ¿cuál ha sido su papel como presidente con respecto al resto de secciones?

El papel del presidente y de la junta directiva debe ser siempre facilitar que los proyectos presentados por las secciones se puedan realizar. No poner trabas sino, todo lo contrario, ayudar a que todo el que quiera trabajar y hacer proyectos para el bien de la cirugía y de nuestros enfermos lo pueda hacer.

¿Cómo ha cambiado la asistencia?

La asistencia a nuestros enfermos es cada vez más multidisciplinar. Los comités de tumores o de otras enfermedades son multidisciplinares y todo repercute de forma positiva en los resultados del tratamiento con claro beneficio para nuestros pacientes.

¿Cuál es la principal ventaja de un equipo multidisciplinar?

Las ventajas son obvias y están reflejadas en múltiples publicaciones. La decisión tomada por un equipo multidisciplinar tiene un valor legal a la hora de una reclamación. En las actas de esos comités se refleja lo que han decidido todos los especialistas que van a participar en el tratamiento de ese enfermo en concreto.

¿Qué características destacaría sobre los nuevos integrantes de la especialidad?

Los resultados de unos cirujanos a veces no son iguales a los de otros y, por este motivo, es importante trabajar en estándares de calidad que reflejen cuáles debe ser los resultados. Por eso, es tan importante la formación.

¿Qué se está haciendo en formación?

Estamos trabajando en la Comisión Nacional de la Especialidad en un nuevo programa basado en competencias, con nuevas formas de evaluación. Será labor de todos, tutores, jefes de servicio y resto de adjuntos, que este nuevo programa sirva para mejorar la formación de nuestros cirujanos. Nuestra petición es que si hay dos años de troncalidad, el periodo específico se prolongue a cuatro años.

¿Cómo se actualizan los cursos para estar al día de las necesidades de los socios y las nuevas tecnologías?

El cambio en estos dos últimos años ha sido sustituir cursos presenciales por cursos online. Las nuevas tecnologías nos ayudan a ello. Ya no hace falta perder tres o cuatro días para formarse, puesto  que parte de esa formación se puede hacer muchas veces online. No obstante, sí que mantenemos las becas de viaje para residentes y hemos incorporado dos nuevas: la de colaboración humanitaria para proyectos en países en vías de desarrollo y las becas de investigación para proyectos interesantes que no encuentran financiación por otro sitio.

Con respecto a la investigación, ¿cuál es el nivel de la cirugía española?

Como toda la investigación, en nuestro país existen dificultades de financiación para los proyectos. De todas formas, muchos cirujanos españoles están presentes en ensayos clínicos y registros que se están llevando a cabo a nivel mundial en cirugía de colon, pancreática, hepática, esófago gástrico, endocrino, laparoscópica, politraumatizados o de pared. La Asociación Española de Cirujanos tiene también becas para ayudar a la financiación de proyectos presentados por cirujanos españoles.

¿Cuál es el nivel de impacto de la publicación de estudios científicos en revistas de prestigio de los grupos españoles?

No está cuantificado, pero sí tenemos el factor de impacto de la Revista Cirugía Española que hasta el año pasado era de 1,276 en 2016.

Sobre el nuevo modelo de financiación, ¿en qué aspectos han tenido que adaptarse?

Las sociedades científicas debemos estar a favor de cualquier medida que defienda la transparencia en las relaciones profesional-empresa, ya que es buena y necesaria. Nuestro objetivo debe ser la transparencia global, pero además, como sociedad científica,  también nos importa mucho la excelencia y la independencia. Debemos decidir los programas científicos de nuestros congresos y de todas las acciones de nuestra sociedad.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies