• Miércoles, 19 de diciembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 3117 [name] => Sensibilización central [slug] => sensibilizacion-central [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 3117 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 35 [filter] => raw [cat_ID] => 3117 [category_count] => 35 [category_description] => [cat_name] => Sensibilización central [category_nicename] => sensibilizacion-central [category_parent] => 1350 ) )

La formación en sensibilización central ayuda a conseguir un buen tratamiento del dolor

Pedro Juan Ibor lamenta la falta de formación específica en las facultades de Medicina

Pedro Juan Ibor, coordinador del Grupo de Trabajo del Dolor de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen)

La sensibilización central es uno de los mecanismos fisiopatológicos principales del dolor, según explica Pedro Juan Ibor, coordinador del Grupo de Trabajo del Dolor de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). “El médico sabe que la sensibilización central se debe a una mayor excitabilidad de la segunda neurona, pero cuando tiene enfrente a un paciente con sospecha de sensibilización central se pregunta qué debe hacer. Por tanto, el conocimiento de la sensibilización central ayuda a conseguir un buen tratamiento del dolor”.

El objetivo de Semergen es ofrecer a sus socios cursos prácticos para que el médico de Primaria pueda dar al paciente el mejor tratamiento posible. “Teniendo en cuenta que la sensibilización central es un mecanismo de producción de dolor, todos los médicos quieren tener esta información actualizada. La falta de conocimiento o formación de este mecanismo impide muchas veces el abordaje correcto del dolor”.

En este sentido, el Dr. Ibor critica la falta de formación sobre el dolor a nivel pregrado en las facultades: “En general, los médicos jóvenes carecen de este tipo de conocimiento, porque no hay una asignatura del dolor. En la mayoría de las universidades, el dolor como tal solo se trata cuando se aborda una patología en concreto, como por ejemplo el dolor intenso en los pacientes con artritis. No hay un área de conocimiento en la que se trate el dolor, salvo contadas excepciones, y tampoco hay créditos que estén directamente relacionados con esta materia. Obviamente, no quiero decir que la gente de la universidad no sepa tratar el dolor, pero no tiene un conocimiento profundo. Se trata de una reivindicación general”.

En su opinión, los médicos recién licenciados no están correctamente formados en el manejo del dolor, por lo que Semergen intenta ofrecer cursos complementarios. “La principal función de las sociedades científicas es la formación de sus asociados, pero también nos preocupa el conocimiento que los pacientes tienen sobre el dolor, porque con el tiempo suele convertirse en algo crónico”.

Patologías más frecuentes

Las enfermedades o situaciones clínicas en las que podría haber participación de la sensibilización central como productora de dolor, según Pedro Juan Ibor, son:

– Miembro fantasma doloroso.

– Dolor residual postquirúrgico.

– Neuralgia postherpética.

– Dolor musculoesquelético crónico.

– Lesión cervical por aceleración, entre otras.

Prácticamente, la mitad de los pacientes que ve un médico de Atención Primaria en su consulta acuden por un tema de dolor, y es algo que se está incrementando porque la población envejece. El dolor se convierte en un problema de salud pública, ya que causa discapacidades que no solo generan sufrimiento en el paciente, sino que también repercuten en su vida, en la familia y en la sociedad. Desde Semergen se considera que la sociedad va a necesitar que el paciente sea parte destacada en el abordaje y tratamiento de su propia enfermedad, como recalca el Dr. Ibor.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies