• Jueves, 15 de noviembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3374 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3374 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

“La hidratación es ya parte de la prescripción médica para los pacientes renales”

Según ha adelantado el nefrólogo Tommaso Bochicchio en el III Congreso Internacional de Hidratación que tiene lugar en Bilbao con la participación de más de 300 científicos

Hidración_previene_dolencias_renales

“Beber entre dos y tres litros de agua al día contribuye a prevenir las diferentes patologías renales como la litiasis -piedras en el riñón-, así como otras infecciones urinarias, ha indicado Tommaso Bochicchio, director de Nefrología del Instituto Mexicano de Trasplantes en Cuernavaca, Estado de Morelos (México), y expresidente del Instituto Mexicano de Investigaciones Nefrológicas, quien está participando en el III Congreso Internacional de Hidratación que, desde desde el domingo y hasta el miércoles, se celebra en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

Más de 300 científicos y profesionales de la Salud se dan cita en la capital vizcaína, en el evento científico, organizado por la Cátedra Internacional de Estudios Avanzados en Hidratación (CIEAH), para analizar y discutir sobre la importancia de la hidratación en enfermos renales, embarazadas y durante el ejercicio físico, entre otros aspectos. Así, se presentarán diversas propuestas para mejorar la gestión y el uso eficiente del agua para frenar el cambio climático.

Bochicchio ha adelantado también “que no todos los líquidos sirven para hidratarse; el agua simple es el líquido ideal para esta función”, ha sentenciado. Para el nefrólogo, la relación entre una buena función renal y una buena hidratación corporal “es fundamental y crítica. De hecho, al igual que los medicamentos, forma parte de la prescripción de los médicos para los pacientes con problemas renales; una buena hidratación puede retrasar la aparición y el avance de patologías renales que se han convertido en un problema de salud pública”, ha subrayado, al tiempo que ha recalcado que la relación entre una buena función renal y una buena hidratación corporal es “fundamental y crítica”.

En el encuentro con los medios de comunicaicón, también se ha dado cita el catedrático de Epidemiología y director del Centro de Investigación de la Obesidad de la Universidad del Estado norteamericano de Washington, Adam Drewnowski, quien recalcó igualmente en el beneficio que supone ingerir un litro de agua por cada 1.000 calorías consumidas. En esta misma línea ha indicado que esta cantidad de líquido se puedo conseguir no solo por beber líquidos, sino también a través de distintos alimentos con gran contenido de agua como son las verduras, frutas y otros productos lácteos como la leche entera fresca y el yogur o los propios helados.

Siguiendo este mismo hilo conductor, el doctor Javier Aranceta-Bartrina, director para Latinoamérica de la CIEAH y presidente del Comité Organizador del Congreso, ha adelantado que de ese litro de agua que hay que ingerir por cada mil calorías, el 60 por ciento debe ser agua y el resto del contenido en los alimentos citados por el especialista norteamericano.

Frutas, verduras y también lácteos

Según explico el experto en Nutrición, a la lista tradicional de alimentos ricos en agua -como fruta, verdura…-, se han añadido los lácteos porque “distintas investigaciones evidencian que tienen un gran potencial de fijación del agua en el cuerpo, evitando de este modo que se vaya por la orina”, ha explicado didácticamente.

La doctora Carmen Pérez-Rodrigo, coordinadora del Congreso y presidenta de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, ha lamentado que a pesar de los consejos sobre los beneficios que reporta la hidratación para nuestro organismo, diferentes trabajos ponen de manifiesto que no se cumplen las recomendaciones de los organismos europeos sobre la ingesta diaria de agua. “La hidratación continua siendo una ciencia todavía muy desconocida”, ha indicado.

Por su parte, Adriana Ortíz-Andrellucchi, investigadora de la Cátedra Internacional de Estudios Avanzados en Hidratación de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, ha recordado la necesidad de una buena hidratación en las mujeres embarazadas y a lo largo de la lactancia, “ya que el agua es el componente principal del líquido amniótico, en el cual se desarrolla el bebé a lo largo de la gestación y de la leche materna que se suministra al bebé”, ha sentenciado la experta.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies