• Lunes, 24 de septiembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3303 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3303 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

La incontinencia urinaria es la quinta causa que más disminuye la calidad de vida

Pese a ello, según encuestas, el 42 por ciento de las mujeres con incontinencia no acude al especialista

ejercicios suelo pélvico

El 27 por ciento de las mujeres con incontinencia tiene problemas para conciliar el sueño y el 23 por ciento en sus relaciones sexuales. Esos son algunos ejemplos de por qué la incontinencia urinaria ocupa el quinto lugar en impacto en la Calidad de Vida en la escala Nottingham Health Profile.

Se trata de un problema que solo en España afecta a 6,5 millones de personas, pero que se prevé que sea una cifra que vaya en aumento debido al envejecimiento de la población. Además, se trata de una patología que afecta especialmente a las mujeres, ya que según estudios, una de cada tres mujeres ha tenido algún problema de pérdida de orina a partir de los 50 años.

Con motivo del Día Mundial de la Incontinencia que se celebra el 14 de marzo, Tena Lady ha realizado el estudio “La mujer española entre 50 y 65 años”, elaborado por TNS Demoscopia y avalado por la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM). Entre sus conclusiones, además de los datos anteriormente citados, destaca igualmente que el 40 por ciento de las encuestadas reducen sus actividades diarias por miedo a tener pérdidas de orina, el 37,5 por ciento asegura que siempre tiene que tener un baño cerca. Sin embargo, el dato más preocupante es que A pesar de los elevados niveles de prevalencia y su impacto en el día a día de las personas, el 42 por ciento de las mujeres con incontinencia no acude al especialista, en muchas ocasiones por vergüenza, porque continúa siendo un tabú o porque siguen existiendo muchos mitos en torno a la incontinencia urinaria.

Cuidar el suelo pélvico

Ante estas cifras, Gema García Gálvez, ginecóloga portavoz de Tena Lady y coordinadora de la Unidad de Suelo Pélvico del Hospital Quirón de Madrid, aporta que paralelamente a este infradiagnóstico “están aumentando las consultas de mujeres preocupadas por su imagen y función intima; en estos casos suele existir una hiperlaxitud vaginal (vagina abierta) y síntomas urinarios asociados, entre ellos, la incontinencia urinaria”.

En este sentido, la experta recuerda que el cuidado del suelo pélvico resulta fundamental tanto prevenir como para reducir este problema. Por ello, “alrededor de los 50 años debemos poner especial atención en el cuidado y prevención de las alteraciones del suelo pélvico. El ejercicio físico aumenta considerablemente la calidad de vida una vez pasados los 50. De hecho, la rehabilitación mediante fisioterapia de suelo pélvico puede mejorar la incontinencia urinaria en la mujer en el 70 por ciento de los casos”.

Asimismo, Gema García Gálvez matiza que hay que tener en cuenta que “además de los embarazos, partos, sobrepeso, la reducción de la producción de estrógenos por parte de los ovarios durante la menopausia afectan directamente a nuestro suelo pélvico favoreciendo la aparición de las pérdidas, prolapso genital y anomalías en la sexualidad; síntomas que afectan seriamente la calidad de vida de la mujer”.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies