• Domingo, 25 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1604 [name] => Nacional México [slug] => nacional-mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1604 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1601 [count] => 739 [filter] => raw [cat_ID] => 1604 [category_count] => 739 [category_description] => [cat_name] => Nacional México [category_nicename] => nacional-mexico [category_parent] => 1601 ) )

La obesidad, la desnutrición y el cambio climático, íntimamente ligados

La obesidad es consecuencia de la malnutrición al no tener opciones saludables ya que la demanda obedece a la explotación y producción de otros recursos, es entonces cuando recurren a dietas con pocos nutrientes; esto aunado a un ambiente obesogénico

cambio climático

El copresidente de la Comisión para la Obesidad de la Revista The Lancet, Boyd Swimburn, define a la sindemia como un problema en el que dos o más enfermedades consideradas como epidemia o pandemia ocurren en un tiempo-espacio determinado y con factores comunes, es el caso de la desnutrición, la obesidad y el cambio climático, condiciones que rara vez relacionamos.

El doctor impartió el simposio académico La Sindemia Global de Obesidad, Desnutrición y Cambio Climático en la Sede de la Academia Nacional de Medicina en la Ciudad de México, bajo la coordinación del doctor Simón Barquera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el doctor Juan Rivera Dommarco, director general del INSP y del Maestro Alejandro Calvillo, director del Poder del Consumidor A.C. y parte de la Comisión The Lancet.

De acuerdo con los resultados del doctor Swimburn, todo está conectado, el deterioro de la tierra está ligada a los gases invernadero, que en México al menos 50% de estos están relacionados con la agricultura y la producción de carne roja.

Chile es uno de los ejemplos para América Latina en cuanto a la legislación alimentaria por el bienestar de la población, en contraste, México lo ha realizado de manera lenta con los impuestos a las bebidas azucaradas enfrentándose a las refresqueras, también con el etiquetado de contenido nutricional.

Por su parte, Alejandro Calvillo mencionó que aunque las acciones por el etiquetado han sido un logro, es necesario informar de manera adecuada a los consumidores para hacer más efectiva estos valores alimentarios.

En cuanto a la malnutrición, los resultados para The Lancet concretan a la obesidad como una de sus consecuencias, pues las personas no siempre tienen opciones saludables, ya que la demanda obedece a la explotación y producción de otros recursos, es entonces cuando recurren a dietas con pocos nutrientes; esto aunado a un ambiente obesogénico.

El evento fue posible gracias al apoyo de la División de Salud Metabólica de Ifa Celtics; empresa mexicana, que ha contribuido con la actualización a la comunidad médica en el manejo serio de la obesidad, siendo la empresa farmacéutica mexicana con mayor trayectoria en el tratamiento ético de la obesidad, enfermedad que requiere una respuesta integral y colaborativa.

La propuesta para que la sindemia detenga su curso es que los gobernantes inviertan fondos en propuestas que de verdad ayuden a obtener resultados benéficos para la población y no para las industrias, en ese punto se proponen negocios que además de satisfacer la demanda, sean conscientes con el daño ecológico y de este modo haya una retroalimentación en estos factores.

Reducir el consumo de carne roja sería benéfico para la salud y para el ambiente, esto disminuiría la contaminación en los ríos, cambiar el modo de transporte en las ciudades activaría a la sociedad y beneficiaría a esta y las siguientes generaciones.