• Domingo, 16 de junio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8070 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8070 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

La OMS pide mayor financiación para los planes nacionales en la lucha contra la resistencia a antibióticos

La SEIMC denunciaba recientemente que Plan Nacional de Resistencias a los Antibióticos (PRAN) no cuenta con una asignación específica en los Presupuestos Generales del Estado

bacterias resistentes

La resistencia a los antibióticos es un problema de índole internacional, y es por ello que la Organización Mundial de la Salud ha vuelto a manifestarse al respecto. Es por ello, que una de las resoluciones de la 72º Asamblea Mundial de la Salud se ha centrado en la necesidad de que los países apliquen y financien “adecuadamente” los planes de acción nacionales contra la resistencia a los antibióticos.

De hecho, la falta de financiación es un problema que se repite en todos los países, también en España, ya que según declaraba recientemente la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC),  el Plan Nacional de Resistencias a los Antibióticos (PRAN), cinco años después de su puesta en marcha, “no cuenta con una asignación específica en los Presupuestos Generales del Estado”.

Una cuestión de salud pública que no es baladí, ya que la SEIMC calcula que en España mueren anualmente más de 26.000 personas por infecciones relacionadas con bacterias multirresistentes a los antibióticos. Una cifra 22 veces superior a las muertes por accidentes de tráfico.

Otras medidas necesarias

Ante esta situación, la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud solicita al director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, que aumente “considerablemente” el apoyo a los países en la aplicación de sus planes de acción nacionales, así como que “ayude a movilizar los recursos financieros necesarios, en colaboración con otros organismos de las Naciones Unidas y asociados”.

Además de insuflar mayor financiación, la OMS recuerda que es necesario instaurar ciertas medidas en todos los estados miembros, tales como reforzar las medidas de prevención y control de infecciones, incluidos el saneamiento y la correcta higiene del agua. También aumentar la participación en el Sistema Mundial de Vigilancia Antimicrobiana, garantizar un uso prudente de los antimicrobianos y apoyar la encuesta multisectorial anual de autoevaluación de la OMS.