• Domingo, 16 de diciembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 2264 [name] => Pacientes [slug] => pacientes [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 2264 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 55 [filter] => raw [cat_ID] => 2264 [category_count] => 55 [category_description] => [cat_name] => Pacientes [category_nicename] => pacientes [category_parent] => 1350 ) )

La rehabilitación es clave en los tres primeros meses tras un ictus

Los expertos en rehabilitación recomiendan trabajar la coordinación, la respiración, la fuerza, el equilibrio y la destreza en casa para complementar la rehabilitación con los especialistas

Generación INVICTUS

La gran mayoría de las campañas relacionadas con los ictus buscan concienciar de la importancia de detectar los síntomas para recibir una atención sanitaria temprana para minimizar las consecuencias. Si bien este asunto sigue siendo clave, también lo es saber cómo actuar después de haber sufrido este tipo de episodio, ya que los tres primeros meses son claves en la prevención de un segundo ictus. Con este objetivo se presenta la campaña de concienciación social #GeneraciónINVICTUS de Boehringer Ingelheim, que  dedica uno de sus ejes a destacar el importante papel de la rehabilitación en la recuperación tras sufrir un ictus.

En este sentido, cabe recordar que la rehabilitación busca minimizar las secuelas experimentadas por el paciente que ha sufrido un ictus, así como facilitar su reintegración social. Y es que, en función de la zona del cerebro que se lesione, el ictus puede tener consecuencias muy variadas: desde limitaciones físicas como la pérdida de la movilidad, hasta dificultades en el habla, descoordinación o problemas de percepción espacial.

Como expone Lorena Rodríguez, vicepresidenta de la Fundación DACER,“es esencial empezar el trabajo de rehabilitación desde los primeros días, en base a las características de cada paciente, para aumentar la capacidad de recuperación”. La experta insiste en que “además de ayudar a su recuperación, asistir a las sesiones de rehabilitación permite a los pacientes que han sufrido un ictus socializarse y conocer otras personas que han pasado por su misma situación”.

Consejos claves

La Fundación DACER tiene como misión minimizar los déficits, potenciar las capacidades preservadas y proporcionar estrategias eficaces para conseguir la máxima autonomía del paciente. Así,  y con el objetivo de contribuir al mantenimiento de los avances conseguidos a través de la rehabilitación con los profesionales médicos, los expertos de la Fundación DACER proponen cinco áreas en las que centrar los esfuerzos con ejercicios a poder completar en el domicilio.

En concreto, recomiendan trabajar la coordinación, la respiración, la fuerza, el equilibrio y la destreza. En cuanto a la coordinación, el consejo pasa por ejercicios como subir y bajar un escalón, ya sea sentado o de pie, acompañando con los brazos, que ayudarán al paciente no solo a mejorar su coordinación sino también su capacidad cardiorrespiratoria y los perfiles lipídicos. Respecto a la respiración, se puede sujetar con ambas manos un vaso con agua y una pajita, aspirando el aire de forma natural por la nariz y expulsándolo por la pajita.

La fuerza, puede trabajarse utilizando una goma o cuerda para abrir los brazos en cruz, estirando la goma; o sostenernos con una mano para levantarnos y sentarnos en una silla. En cuanto al equilibrio, ejercicios como agacharse en cuclillas mientras se apoya una mano en suelo también pueden aplicarse a la vida diaria; por ejemplo, al poner los platos en el lavavajillas. Por último, para la destreza, se puede realizar el movimiento completo de comer un yogur, sujetando con una mano el envase y con la otra la cuchara.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies