• Sábado, 21 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 6754 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 6754 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) )

La vacunación contra la gripe disminuye la mortalidad en pacientes hipertensos

Los altos niveles de inflamación aguda inducida por la infección por gripe podrían reducir la estabilidad de las placas ateroscleróticas y hacerlas más propensas a romperse

vacuna gripe

La vacunación contra la gripe en pacientes con presión arterial alta se asocia con un 18 por ciento menos de riesgo de muerte durante la temporada de gripe, según una investigación presentada en el Congreso de la Sociedad Europa de Cardiología ESC 2019, que se celebra en París junto con el Congreso Mundial.

“Dados estos resultados, creo que todos los pacientes con presión arterial alta deben recibir una vacuna anual contra la gripe, afirma el primer autor, Daniel Modin, investigador asociado de la Universidad de Copenhague, Dinamarca. La vacunación es segura, barata, fácilmente disponible y disminuye la infección de gripe. Además de eso, nuestro estudio sugiere que también podría proteger contra eventos cardiacos, accidentes cerebrovasculares fatales y muertes por otras causas”.

Según investigaciones previas, la infección de la gripe puede provocar por estrés en el organismo, insuficiencia cardiaca y accidentes cerebrovasculares. Los pacientes con hipertensión tienen un mayor riesgo de padecerlos. Al detener la infección de la gripe, la vacunación también podría proteger contra eventos cardiovasculares, pero hasta ahora esto no había sido investigado.

El estudio utilizó registros de salud nacionales daneses para identificar a 608.452 pacientes de 18 a 100 años con hipertensión durante nueve temporadas consecutivas de gripe (2007 a 2016). Los investigadores determinaron cuántos pacientes habían recibido una vacuna contra la gripe antes de cada temporada.

Luego siguieron a los pacientes durante cada temporada y rastrearon cuántos murieron. En particular, registraron la muerte por todas las causas, la muerte por cualquier causa cardiovascular y la muerte por insuficiencia cardiaca o accidente cerebrovascular.

Finalmente, analizaron la asociación entre recibir una vacuna antes de la temporada de gripe y el riesgo de muerte durante la misma. El análisis controló las características del paciente que podrían afectar la probabilidad de morir, como la edad, las comorbilidades, los medicamentos y el estado socioeconómico.

Después de ajustar las diferencias de los pacientes, en una temporada de gripe dada, la vacunación se asoció con una reducción relativa del 18 por ciento en el riesgo de morir por todas las causas, una reducción relativa del 16 por ciento en el riesgo de morir por cualquier causa cardiovascular y un 10 por ciento reducción en el riesgo de morir por insuficiencia cardiaca o accidente cerebrovascular.

Modin afiema: “Mostramos que la vacunación contra la gripe puede mejorar los resultados cardiovasculares en pacientes con hipertensión. Durante las nueve temporadas de gripe que estudiamos, la cobertura de la vacuna varió del 26 por ciento al 36 por ciento, lo que significa que muchos pacientes con presión arterial alta no fueron vacunados. Si tiene presión arterial alta, valdría la pena discutir la vacunación con su médico”, recomienda.

Con respecto a cómo se pueden relacionar gripe y enfermedades cardiovasculares, Modin señala que cuando el virus de la gripe infecta el organismo, desencadena una fuerte reacción inmune y una inflamación posterior. Estas respuestas combaten la infección y eliminan el virus, pero pueden aumentar el riesgo de sufrir un accidente cardiaco o cerebrovascular.