• Jueves, 19 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1478 [name] => Ind. Farmacéutica [slug] => ind-farmaceutica [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1478 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3682 [filter] => raw [cat_ID] => 1478 [category_count] => 3682 [category_description] => [cat_name] => Ind. Farmacéutica [category_nicename] => ind-farmaceutica [category_parent] => 1350 ) )

Las CC.AA. avanzan a diferente ritmo en el desarrollo de la Medicina Personalizada

Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Galicia y País Vasco son las que cuentan con mayor desarrollo para su implantación

Presentación informa Instituto Roche

Todas las comunidades autónomas tienen en marcha iniciativas en Medicina Personalizada de Precisión (MPP) pero con diferentes orientaciones, y ninguna ha dado el paso para regular o pretender un plan acotado a su territorio. Si bien todas ellas tienen como foco prioritario el desarrollo de la MPP, cada una avanza a un ritmo diferente en función de sus peculiaridades.

Para dar a conocer cómo se está trabajando en las diferentes CC. AA. de cara a la implantación de la MPP en el entorno sanitario, la Fundación Instituto Roche ha publicado el documento ‘Medicina Personalizada de Precisión en España: Mapa de Comunidades’, un análisis de las iniciativas sobre el tema a nivel nacional y autonómico desde la perspectiva de políticas y estrategias, investigación, innovación, implantación a nivel asistencial, formación y tejido empresarial.

Según el documento, Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Galicia y País Vasco son algunas de las comunidades con un mayor avance en la implantación de la MPP en su ámbito asistencial. Todas ellas cuentan con apoyo institucional en materia de planificación, organización de recursos sanitarios o financiación directa a proyectos de investigación de MPP. En el caso de Andalucía o Cataluña, están realizando proyectos piloto de amplio alcance que incluyen secuenciación a gran escala.

Hay Comunidades más centradas en un enfoque operativo -en reorganizar recursos en torno a la MPP-, sobre todo en cáncer y enfermedades raras, como Baleares, Castilla y León, Murcia, Cataluña o País Vasco. Otras destacan en proyectos de más alto alcance que, además de generar conocimiento, generan recursos para la obtención de datos inteligentes que permiten tomar decisiones en el contexto de la MPP; es el caso de Andalucía, Extremadura, Navarra o Cataluña. Y algunas cuentan con una infraestructura potente que podría ser una base para construir circuitos para acelerar la implantación de la MPP, como Canarias, Madrid o Comunidad Valenciana.

No todas están desarrolladas de la misma forma, no han seguido los mismos criterios, señala Federico Plaza, vicepresidente de la Fundación Instituto Roche, “por eso es importante un plan y que se pongan de acuerdo Ministerio y CC. AA. a través del Consejo Interterritorial”. La heterogeneidad hace necesario alcanzar una estrategia nacional consensuada y un marco apropiado que coordine y cohesione todas las iniciativas.

Según explica Consuelo Martín de Dios, directora gerente de la Fundación Instituto Roche, todas las comunidades tienen como foco de su política sanitaria la MPP y han implementado iniciativas, pero, en función de las categorías de análisis, se constata unas comunidades más desarrolladas que otras. Por eso, “es imposible determinar las que van mejor o peor”.

Informe

El documento, presentado este miércoles en Madrid, ha sido desarrollado en el contexto de las iniciativas puestas en marcha por el Instituto para avanzar en la promoción de un Plan estatal de Medicina Personalizada de Precisión, y pretende servir de “punto de partida para ver por dónde avanzar hacia algo que ya está aquí y que hay que impulsar para evolucionar en salud, la MPP”.

En palabras de Plaza, el documento “no pretende ser minucioso sobre lo que se está haciendo en cada territorio, sino tener una fotografía, más o menos específica de iniciativas en cuanto a instituciones, infraestructuras, recursos aplicados para planes o proyectos de MPP, proyectos de investigación relevantes promovidos por las CC. AA., o sea, las inquietudes, ideas y proyectos puestos en marcha o previstos para que todo esto inspire los siguientes pasos”. La MPP ya es una realidad en el sistema –señala-, pero no había una descripción rigurosa y reglada sobre lo que se estaba haciendo en las diferentes CC. AA., que es muy heterogéneo. Por eso, con el documento se ha logrado un punto de partida que puede inspirar un nuevo debate de cara a la construcción de una estrategia estatal.

La iniciativa debería converger, en su opinión, con las llevadas a cabo por las Administraciones públicas, como la Ponencia sobre Genómica presentada recientemente por el Senado y elaborada tras consultar con un grupo de expertos –y, entre otros, con el Instituto Roche- y ser consensuada por todos los grupos políticos. Por su parte, el Consejo Interterritorial ha incluido en su agenda el debate sobre una futura Estrategia Estatal de MPP. Estrategia que, según los expertos, debe estar consensuada, dotada de recursos, coordinada a nivel estatal y ser mantenida en el tiempo, además de garantizar su implantación en la práctica asistencial de forma equitativa y con garantías de calidad, eficiencia y garantía jurídica.

El documento expresa dónde estamos, explica Guillermo Antiñolo, director científico del Proyecto Genoma Médico y jefe de Servicio de la Unidad de Genética del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. “Ahora hace falta un plan que no contenga tanta información fragmentada ni tantas iniciativas políticas”. Nuestro sistema solo será sostenible si se gestionan los datos -teniéndolos integrados y accesibles en la historia clínica digital-, apunta. “El problema es ponerlo en marcha y ahí están las diferencias entre las CC. AA.”

Para Albert Barberà, director general de Investigación e Innovación en Salud de la Generalitat de Cataluña, la MPP aporta “muchas herramientas que se aplicarán de diferente forma porque las realidades demográficas, sanitarias, sociales… de cada comunidad y país son diferentes”. Gracias a ella es posible, en su opinión, segmentar la población, prevención, mejor diagnóstico y tratamiento… y “tiene sentido su aplicación”. Además, el experto considera positivo que todas las CC. AA. reconozcan su importancia y la planteen, aunque de diferente forma, en sus planes de salud. En cuanto a la investigación y la innovación, “es fundamental la alineación de estrategias a nivel de comunidades autónomas con estrategias estatales e incluso europeas”.

Patologías con mayor implantación en MPP

Según el informe, las enfermedades raras y el cáncer requieren estrategias diagnósticas y terapéuticas que atiendan a las características de los pacientes de una forma más acusada. La presencia de una masa crítica investigadora muy elevada a nivel nacional en estas patologías, y la inclusión de aspectos de MPP en los planes y estrategias transversales o específicos de estas enfermedades a nivel autonómico, han favorecido el avance de la implantación de la MPP en estas áreas.

Metodología

El documento recoge todas las iniciativas puestas en marcha en las CC. AA. en relación con la MPP. Se ha realizado en diferentes fases: análisis bibliográfico de todas las iniciativas publicadas a nivel autonómico, determinación de expertos y elaboración de informes en cada comunidad, análisis global de la información y representación grafica de las iniciativas más relevantes a través de mapas nacionales organizados por categorías, identificando la escala de desarrollo de las comunidades, y finalmente, identificación de los retos y establecimiento de conclusiones y recomendaciones para seguir avanzando en MPP.