• Domingo, 16 de junio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 6570 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 6570 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) )

Las personas que habitualmente duermen menos de 7 horas muestran una menor ingesta de los nutrientes

En todo el mundo, miles de millones de personas padecen al menos una deficiencia de micronutrientes

Las personas que duermen menos de la cantidad recomendada de sueño, es decir menos de 7 horas cada noche, también consumen menos de las cantidades recomendadas de vitaminas y minerales importantes, según una nueva investigación que sugiere que los dos factores pueden estar relacionado.

La investigación se basa en datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de Estados Unidos (NHANES), y han descubierto que las personas que dormían menos de siete horas por noche consumían de media cantidades más bajas de vitaminas A, D y B1, así como magnesio, niacina, calcio, zinc y fósforo respecto a lo recomendado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

El estudio, presentado en Nutrition 2019, la reunión anual de la American Society for Nutrition, también encontró que una mayor cantidad de nutrientes se asoció con un mal sueño en las mujeres que en los hombres. Este número se redujo si las mujeres tomaban suplementos dietéticos, lo que sugiere que los suplementos pueden ayudar a llenar los vacíos en los que la dieta de una persona no proporciona los nutrientes necesarios.

“Este trabajo se suma al cuerpo cada vez más grande pruebas que asocian la ingesta específica de nutrientes con los resultados del sueño –explica la autora principal del estudio, Chioma Ikonte, directora de Ciencia de la Nutrición en la compañía de suplementos dietéticos Pharmavite–. Nuestros hallazgos sugieren que las personas con una corta duración de sueño podrían beneficiarse al mejorar su ingesta de estos nutrientes a través de la dieta y la suplementación”.

Además de los hallazgos sobre la duración del sueño, la investigación sugiere que los nutrientes también pueden desempeñar un papel en los trastornos del sueño, la mala calidad del sueño y los problemas para dormirse.

Los micronutrientes son vitaminas y minerales que el cuerpo requiere pero no produce por lo que debe adquirirlos a través de la dieta. En todo el mundo, miles de millones de personas padecen al menos una deficiencia de micronutrientes.

Estudios anteriores han demostrado funciones importantes para los micronutrientes en el crecimiento y desarrollo, la prevención y curación de enfermedades y las funciones corporales normales, incluido el sueño. El magnesio, por ejemplo, ayuda al cuerpo a producir melatonina y otros compuestos involucrados en el sueño y algunos estudios sugieren que el zinc desempeña un papel en la regulación del sueño.

No obstante, los investigadores advierten de que el estudio es un análisis retrospectivo, no un estudio controlado aleatorio, por lo que no puede probar la causa y el efecto. “Si el sueño corto crónico causa una insuficiencia de nutrientes o la insuficiencia de nutrientes causa un sueño corto, aún debe determinarse
–explica Ikonte–. Se necesita un estudio clínico que investigue los impactos de la suplementación con estos nutrientes en los resultados del sueño para demostrar la causa y el efecto”.