• Miércoles, 16 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 6810 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 6810 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) )

Las terapias de estimulación eléctrica mejoran las tasas de fusión ósea

Las terapias de estimulación de acoplamiento capacitivo e inductivo no son invasivas

osteoporosis

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins han realizado una revisión sistemática y un metanálisis de los datos publicados sobre el efecto de las terapias de estimulación eléctrica en la fusión espinal, comprobando que producen una mejora significativa en las tasas de fusión ósea.

Cada año aproximadamente 400.000 personas de Estados Unidos se someten a una cirugía de fusión espinal por inestabilidad, dolor y/o pérdida de la función de la columna. Para algunas de estas personas, la cirugía por sí sola no produce fusión espinal completa, por lo que deben acudir a terapias adyuvantes como, por ejemplo, la estimulación eléctrica.

Actualmente se utilizan tres tipos de terapia de estimulación eléctrica: estimulación de corriente continua, estimulación de acoplamiento capacitivo y estimulación de acoplamiento inductivo (también conocido como campo electromagnético pulsado).

Las terapias de estimulación de acoplamiento capacitivo e inductivo no son invasivas. Con la estimulación de acoplamiento capacitiva, se colocan dos pequeños electrodos en la piel sobre la región de fusión ósea deseada. El paciente usa este dispositivo durante 6 a 9 meses y funciona aproximadamente 24 horas por día.

La estimulación inductiva de acoplamiento implica el uso de bobinas electromagnéticas colocadas en la piel sobre el sitio de fusión ósea anticipada. La corriente alterna produce un campo electromagnético para inducir la fusión ósea, si bien este dispositivo solo debe usarse entre 30 minutos a 2 horas por día hasta que se confirme la fusión.

En este sentido, en el nuevo trabajo se ha demostrado que la aplicación de corriente eléctrica directa o alterna induce y acelera el proceso de curación ósea después de una cirugía de fusión de columna. De hecho, observaron un aumento de casi cinco veces en las probabilidades de una fusión ósea exitosa en animales y un aumento de más del doble en pacientes tratados con terapia de estimulación eléctrica.

Con respecto a los diversos tipos de terapia de estimulación, los autores encontraron que en los animales los efectos de la estimulación con corriente continua en la fusión espinal fueron muy beneficiosos. En humanos, tanto la estimulación de corriente continua como la estimulación inductiva de acoplamiento fueron altamente efectivas para ayudar a la fusión espinal.

“Nos sorprendió el efecto tan grande que tienen estas terapias en la fusión espinal. También fue alentador ver que los datos preclínicos se alinearon con la evidencia clínica, la cual respalda los futuros esfuerzos de investigación traslacional en cirugía de columna vertebral. En última instancia, esperamos que nuestros hallazgos ayuden a informar a los pacientes y proveedores para mejorar los resultados después de la fusión espinal”, han indicado los investigadores.