• Martes, 25 de septiembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3306 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3306 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

Las UCI españolas están preparadas para un situación de emergencia colectiva

Los intensivistas dan voz a los pacientes para mejorar su realidad y la de sus familiares durante las estancias en la UCI

UCIS

Durante el LIII Congreso Nacional de la SEMICYUC,  uno de los temas protagonistas ha sido el del abordaje de las emergencias colectivas, puesto que los atentados terroristas de los últimos tiempos han puesto de relieve la necesidad de permanecer alerta y preparados. Así, los atentados de Londres, Niza y Barcelona, son claros ejemplos de emergencias colectivas en las que los sistemas de atención sanitaria se colapsan y necesitan una organización perfecta y una respuesta inmediata. En este tipo de situaciones, uno de los espacios más demandados son las UCI por el estado en el que quedan muchas de las víctimas de estas emergencias.

Desde este punto de vista, el Congreso se ha centrado en cuestiones como qué problemas encontraron, cómo los resolvieron y cómo han cambiado sus rutinas desde entonces. Todo ello teniendo en cuenta que la UCI, con frecuencia, suele estar casi al completo pero ha de estar preparada para dar respuesta a situaciones extraordinarias de alta demanda asistencial de forma emergente.

La realidad de la UCI

Más allá de esta cuestión, este congreso también quiso centrarse en la propia experiencia del paciente. Como explicaba Enrique Fernández Mondejar, presidente del Comité Local del Congreso,  el objetivo  pasaba por “darnos un baño de humildad poniendo de relieve la vida real de las UCI y procurar subsanar rutinas de trato o ambientales que hagan más llevadero el paso por la UCI a pacientes y familiares”. Además insistía en que “no se trata de que los pacientes comenten lo bien que les ha ido o lo bueno que era su intensivista, queremos escuchar en qué hemos fallado, qué les gustaría olvidar de su paso por la UCI, como podríamos disminuir el sufrimiento y las penalidades que han soportado”.

Cabe recordar que en muchos casos, los pacientes pasan estancias prolongadas en las UCI, y por extensión sus familias, es por ello, que el compromiso de la SEMICYUC es el de mejorar día a día la estancia del paciente crítico dentro de la unidad.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies