• Miércoles, 16 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1478 [name] => Ind. Farmacéutica [slug] => ind-farmaceutica [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1478 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3703 [filter] => raw [cat_ID] => 1478 [category_count] => 3703 [category_description] => [cat_name] => Ind. Farmacéutica [category_nicename] => ind-farmaceutica [category_parent] => 1350 ) )

Lilly celebra 35 años de investigación preclínica en España, en los que ha invertido más de 52 millones de euros

Meritxel Batet y Faustino Blanco participan en la celebración de la compañía farmacéutica en su sede de Alcobendas

Meritxel Batet y Faustino Blanco participan en la celebración de la compañía farmacéutica en su sede de Alcobendas

La compañía farmacéutica Lilly ha celebrado sus ‘35 años de investigación preclínica en España’, lema con el que conmemora “el inicio de su apuesta por mejorar la salud de las personas mediante el descubrimiento de fármacos innovadores en España”. Así lo ha explicado Nabil Daoud, presidente y director general de Lilly España, Portugal y Grecia, quien ha inaugurado el acto de celebración organizado en la sede de Lilly en Alcobendas (Madrid).

Según ha informado el propio laboratorio, desde que comenzó su trabajo de investigación y desarrollo (I+D) en España ha destinado más de 52 millones de euros, lo que supone cerca de un 15 % sobre las ventas. “Estos datos reflejan el compromiso de Lilly con la I+D de fármacos para los pacientes. Además, muestra nuestra responsabilidad con el empleo de alta cualificación, con la posibilidad de realizar el desarrollo profesional en una carrera de ciencias y de investigación”, ha destacado Nabil Daoud.

También han intervenido en esta celebración Juan Velasco, director del Centro de I+D de Alcobendas, quien ha hablado del “ecosistema investigador de Lilly”. Además, ha participado Rafael Sánchez, alcalde de Alcobendas.

Homenaje a los pioneros

Durante la celebración se ha realizado un reconocimiento a los primeros investigadores de Lilly con la entrega de sendas placas a José Carlos Montilla, Isabel Fernández y Jesús Ezquerra. Meritxell Batet, presidenta del Congreso de los Diputados, ha sido la encargada de conceder estas placas. En su intervención ha comentado que “Lilly es un ejemplo de empresa que aporta valor al sector sanitario”. “Implica la suma de muchos factores, un proyecto ambicioso, un potente tejido empresarial y también pasión y confianza. En estos 35 años la sociedad española ha hecho los deberes. Los profesionales de la investigación tienen una gran formación, y, además, cabe resaltar que se ha incorporado la mujer al ámbito científico. Se trata de un proyecto sólido y a largo plazo. Esto es algo imprescindible, porque la mayoría de estos procesos no son rápidos. La tenacidad y la constancia son valores imprescindibles”.

Según la presidenta del Congreso, “el sector farmacéutico se ha modernizado y se ha integrado en proyectos más amplios. Lilly ha apostado por España en su actividad científica a largo plazo, un tipo de compromiso difícil de conseguir, con condiciones de trabajo atractivas”, ha resaltado.

España, impulsora del talento a nivel internacional

La clausura ha sido a cargo de Faustino Blanco, secretario general de Sanidad, quien ha elogiado “la labor de los pioneros, quienes con su esfuerzo y dedicación han colaborado en el desarrollo de la investigación en España”. “Los países que incorporan las innovaciones soportan mejor las crisis económicas”, ha comentado el representante del Ministerio de Sanidad, quien también ha destacado el papel de España como “impulsora de nuevas capacidades y talento a nivel internacional”.

España ha sido reconocida como el mejor cuarto país en investigación biomédica, solo por detrás de Estados Unidos, Japón y China. “Nuestra contribución desde las Administraciones Públicas debe ser la de aportar los recursos necesarios e impulsar sinergias para fomentar una estructura económica y empresarial de alto valor”. En este sentido, ha recordado la prórroga hasta finales de año del convenio suscrito con Farmaindustria: “Supone la colaboración entre la industria farmacéutica y la Administración del Estado. Partiendo de objetivos comunes se introducen elementos para ordenar el gasto farmacéutico, favorecer directamente la investigación y facilitar el acceso de los pacientes a los tratamientos innovadores. En próximas fechas debe ser posible retomar nuevas líneas de acuerdo y proyectarlas hacia el futuro”.