• Viernes, 20 de octubre de 2017

Litiasis renal y uretral, lo más frecuente en patología de la vía excretora

La litiasis renal y uretral son la patologías más frecuente dentro de las detectadas en la vía excretora. Entre estas,... Ver artículo

La litiasis renal y uretral son la patologías más frecuente dentro de las detectadas en la vía excretora. Entre estas, las de oxalato de calcio las más habituales. La causa de aparición de la litiasis renal y uretral pueden ser muy variadas. Aunque existe una predisposición familiar y factores hereditarios, es más habitual que se formen en personas con una baja ingesta de líquidos. Además, en algunas ocasiones están ligadas a problemas dietéticos que en ambos casos producen sobresaturación facilitando la formación de cristales.

No podemos olvidar que también pueden deberse a ciertas cirugías intestinales, al consumo de ciertos medicamentos, pero se asocian con más frecuencia a la excreción anómala de oxalatos, calcio, citratos, ácido úrico, fosfatos, magnesio y a la existencia de algunas enfermedades de base como puede ser el hiperparatiroidismo. Algunas anomalías  congénitas que producen estancamiento de la orina en la vía excretora facilitan la formación de cálculos urinarios. También se pueden asociarse a infecciones del tracto urinario.

En cuanto el diagnóstico, la mejor técnica para detectarlas es el UroTAC, aunque también se puede emplear la ecografía. De esta forma, las pruebas de imagen son las que permiten llevar acabo el diagnóstico de la presencia de litiasis en la vía excretora. Así, la radiografía de abdomen, la ecografía del aparato urinario, complementándose con la urografía y el TAC, son los elementos clave para poder llevar a cabo la detección de litiasis. Para conocer el origen de la formación se tiene que recurrir a los estudios en sangre y orina.

Manejo terapéutico

Con respecto al abordaje terapéutico, hay que tener en cuenta que desde el desarrollo de la litotricia extracorpórea un gran número de casos se solucionan con el uso de ondas de choque. Por su parte, la ureteroscopia permite la resolución de la mayoría de las litiasis en área ureteral. Con el desarrollo y mejora de ureteroscopios, de menor calibre  y flexibilidad, se está accediendo con más frecuencia a la resolución de litiasis ureterales e intrarrenales aplicando diferentes tipos de energías de fragmentación de contacto directo (neumática, ultrasonidos, electrohidráulica?). Aquí cada vez se utiliza más el láser.

No obstante, cuando existen grandes masas litiásicas se puede recurrir a cirugías percutáneas, por lo que no se puede descartar la resolución  mediante cirugía abierta o mediante laparoscopia en cierto tipo de litiasis.

Por su parte, en las litiasis de acido úrico se puede utilizar medicación alcalinizante, que en ocasiones permiten su resolución. A todo esto hay que añadir la necesidad de que el paciente siga unas pautas dietéticas adecuadas.

En la elaboración de este artículo han participado los doctores Pedro Antonio Paramo de Santiago y José Beltrán Persiva.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies