• Martes, 19 de junio de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1601 [name] => Mexico [slug] => mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1601 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 159 [filter] => raw [cat_ID] => 1601 [category_count] => 159 [category_description] => [cat_name] => Mexico [category_nicename] => mexico [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 1604 [name] => Nacional [slug] => nacional-mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1604 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1601 [count] => 484 [filter] => raw [cat_ID] => 1604 [category_count] => 484 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional-mexico [category_parent] => 1601 ) )

Los alimentos perecederos pueden causar daño intestinal por la ola de calor

Una diarrea crónica puede durar hasta cuatro semanas, lo que ocasiona una desequilibrio electrolítico en el paciente

Teduglutida

La reciente ola de calor en el país puede provocar de manera más fácil y frecuente enfermedades gastrointestinales, esto debido a cambios de clima como la reciente ola de calor que ataca al país, de manera más común aparecen diarreas y vómitos provocadas por deshidratación o intoxicación por alimentos perecederos.

La facilidad de reconocer un problema gastrointestinal es fácil y va de acuerdo con el organismo de cada persona, si el paciente está consciente de que el número de sus evacuaciones diarias son tres y por algún factor desconocido aumenta al doble se puede tener una clara sospecha de que ahí hay una irregularidad importante que puede ser una diarrea sobre todo si persiste.

Una diarrea crónica puede durar hasta cuatro semanas, lo que ocasiona una severa deshidratación del paciente. Alrededor de esta enfermedad hay mitos que deben ser corregidos, como la idea de que el paciente no debe ingerir alimentos sólidos, sin embargo, si el paciente bebe sólo agua, evacuará sólo agua.

Tipos de diarrea

Una diarrea osmótica tiene como condición una inflamación y secreción del intestino y mala absorción de los medicamentos, como es el caso del cólera.

En ocasiones observar las heces puede prevenir algunas enfermedades, frecuentes evacuaciones parecidas a un espagueti nos remonta a la posibilidad de un cáncer intestinal provocados por E. Coli, que entre sus subtipos puede ser enteropatógena, enteroinvasiva, enterotoxigénica y cada una manifestará síntomas diferentes.

Las diarreas inflamatorias tienden a colonizar y causar úlceras, sangrado como la amiba que provoca lesiones muy severas, aunque no es infecciosa.

Evitar contagio

En el caso de los niños la infección por bacterias es provocada por la madre, quien es la que proporciona los alimentos por ese motivo es importante seguir indicaciones claras para evitar la contaminación como son:

  • Realizar un correcto lavado de manos con agua y jabón, cuyo masaje dure aproximadamente un minuto, y enjuagar con abundante agua antes y después de ir al baño, antes de preparar y consumir alimentos, al cambiar un pañal o tener cualquier posible contacto con haces o desechos sanitarios de cualquier tipo.
  • No beber agua de dudosa procedencia, asegurarse de que sea agua potable ya sea embotellada, hervida o desinfectada, también lavar y desinfectar frutas y verduras antes de su consumo, así como evitar consumir comidas crudas o en la vía pública debido a que la polución de las grandes ciudades contiene un porcentaje de heces fecales evaporadas en el ambiente.

Recomendaciones

Por su parte el doctor Dr. Raúl Romero Cabello, infectólogo del Hospital General de México. mencionó que en cualquiera de los casos diarreicos que se presenten, la prioridad debe estar en rehidratar al paciente con cualquier bebida, pero preferentemente con una que tenga electrolitos, ya que la causa de la muerte por diarrea es por la deshidratación.

Si el paciente presenta síntomas como piel reseca, llanto sin lágrimas, la mollera hundida (en caso de los bebés) , si el pulso y la respiración se altera, hablamos de un desequilibrio electrolítico.

En estos casos el tratamiento para ayudar a evitar a la deshidratación ha surgido tratamientos innovadores llamados de barrera, es decir que forman una película en el intestino que se adhiere en forma de una gelatina especial que además impide que se adhieran otros microorganismos y como resultado vemos una acción antimicrobiana. El ácido tánico provoca una resequedad en mucosas y en la piel, efecto que se traslada a las paredes intestinales que junto a la gelatina provocan un efecto astringente que concentra el agua en el cuerpo.

El consumo de agua es fundamental para el buen funcionamiento del cuerpo, por ello se debe beber entre 1.5 a 2 litros de agua al día, cantidad suficiente para favorecer el proceso de digestión, así como también se recomienda el consumo de probióticos, los encargados de regular la flora intestinal, digerir la comida, absorber nutrientes y en algunos casos prevenir el cáncer de colon. Se encuentran en productos como el yogurt, chocolate y jocoque.

La actividad física es esencial para la digestión, ya que favorece el metabolismo, mejora el movimiento intestinal y acelera los procesos digestivos, además reduce el estrés y el riesgo de sufrir estreñimiento. Los médicos recomiendan realizar mínimo 30 minutos de actividad física al día evitando las horas de mayor exposición al sol, es decir, de las 12 del día y hasta las 5 de la tarde.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies