• Miércoles, 23 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3769 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3769 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

Los cirujanos toman medidas para regular las Unidades de Trauma y Cirugía de Urgencias

La AEC ha puesto en marcha el ‘Programa Nacional de Acreditación de Unidades de Trauma y Cirugía de Urgencias’, con el objetivo de unificar los requisitos y competencias de estas unidades

Asociación Española Cirugía

La progresiva superespecialización dentro de las distintas áreas que competen a la Cirugía General y del Aparato Digestivo es un hecho, especialmente en hospitales de máximo nivel. Es por ello que poco a poco va aumentado el número de Unidades de Trauma y Cirugía de Urgencias (UTCU). Pese a ello, el número sigue siendo escaso, y existe poca cobertura a nivel nacional. De hecho, en nuestro país existen sólo 7 unidades de este tipo en hospitales de máximo nivel, de las cuales 5 se encuentran en Andalucía. Uno de los motivos es precisamente la falta de regulación oficial y el vacío existente en cuanto a los requisitos mínimos que deben cumplir estas unidades, que ha propiciado una gran disparidad en cuanto a constitución, cartera de servicios y competencias.

Ante esta situación, la Asociación Española de Cirujanos ha puesto en marcha el ‘Programa Nacional de Acreditación de Unidades de Trauma y Cirugía de Urgencias’, así como una Comisión de Acreditación, que actúe a modo de documento de consenso y que tiene como finalidad unificar los requisitos y competencias de estas unidades, cuyo marco de constitución y potencial de acción, son hospitales de referencia con alta demanda asistencial urgente.

Estas medidas están pensadas para unificar los requisitos mínimos y las competencias necesarias para el reconocimiento, como unidad, de todos los colectivos profesionales que presten una atención sanitaria integral y de máxima calidad en el ámbito del Trauma y la Cirugía de Urgencias.

Como explica José Manuel Aranda Narváez, coordinador de la sección de Trauma y Cirugía de Urgencias de la AEC, “el programa de acreditación persigue una unificación de criterios y la identificación mínima de requisitos que deben cumplir estas unidades. A pesar de existir ya unidades que podrían acreditarse de forma inmediata, el programa se ha diseñado con un carácter prospectivo que permita la incorporación de unidades de nueva creación”.

La actividad quirúrgica en España

Se estima que, en España, alrededor del 30 por ciento de los ingresos en departamentos quirúrgicos se relacionan con procesos urgentes y, que estos pacientes, tienen una probabilidad de morir hasta ocho veces mayor que la de aquellos en los que se realizaría una cirugía electiva. Estos datos hablan del volumen de pacientes implicados y de la necesidad de una formación y dedicación específica.

A este respecto el experto añade que “la carga asistencial que implica la cirugía de urgencia en servicios de cirugía de hospitales de máximo nivel es muy alta y, una formación y dedicación específica, contribuye a una mejora de la asistencia. Por otra parte, es evidente que la formación específica en la atención del politraumatizado constituye la mejor forma de control de la mortalidad evitable. La solución que, a nivel mundial se ha diseñado y extendido para solventar esto, es el modelo Acute Care Surgery, y su implantación en España debe ser a través de colectivos dedicados en horario laboral denominados Unidades de Trauma y Cirugía de Urgencias”.

En concreto, el modelo Acute Care Surgery (ACS) agrupa bajo una misma disciplina el trauma, la cirugía de urgencias y los cuidados intensivos posquirúrgicos y se ha implantado y extendido a nivel mundial como modelo de atención. La dedicación exclusiva al Trauma y a la Cirugía de Urgencia supone una mejora de los resultados clínicos-asistenciales previamente reconocidos para otras subdisciplinas quirúrgicas. Es por ello, que estas unidades, basadas en el modelo ACS, están destinadas a convertirse en el eslabón y referente de la continuidad asistencial.