• Martes, 20 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 3117 [name] => Sensibilización central [slug] => sensibilizacion-central [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 3117 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 41 [filter] => raw [cat_ID] => 3117 [category_count] => 41 [category_description] => [cat_name] => Sensibilización central [category_nicename] => sensibilizacion-central [category_parent] => 1350 ) )

Los cuestionarios para diagnosticar la sensibilización central son demasiado complicados

La intensidad del dolor se puede valorar con la Escala Analógica Visual (EVA) y con una valoración verbal del paciente

dolor

“Para el diagnóstico de la sensibilización central, son necesarios cuestionarios más sencillos que los actuales, como ya existen para diagnosticar el dolor neuropático (DN4) y el dolor neuropático localizado (Screening Tool), que son muy fáciles de aplicar en Atención Primaria”, según indica Ana Navarro Siguero, médica de Familia en el Centro de Salud Puerta del Ángel de Madrid. “Para la sensibilización central, a día de hoy en Atención Primaria no tenemos un cuestionario que podamos utilizar. Existen algunos, pero son muy complicados y sobre todo se emplean a nivel de investigación y estudios”.

Ana Navarro recuerda que el diagnóstico de la sensibilización central es fundamentalmente clínico, por lo menos a nivel de Atención Primaria. “Los pacientes sienten un dolor desproporcionado en zonas a veces alejadas de la lesión y que no responde a casi ningún tratamiento. Cuando hacemos una radiografía a un paciente con artrosis en una rodilla, por ejemplo, observamos que la lesión no es tan severa para el dolor que refiere el afectado. En otras ocasiones el paciente ha sufrido un esguince leve, pero su curación es mucho más larga que el tiempo medio de resolución”, explica la doctora.

Aparte del dolor desproporcionado, el paciente con sensibilización central se caracteriza por tener fuertes molestias en zonas alejadas de la lesión. De hecho, puede ocurrir que el dolor se manifieste en diferentes zonas del cuerpo. “Son personas más nerviosas, con tendencia a tener ansiedad, o bien se preocupan de forma excesiva por temas cotidianos de la vida diaria”, les define Ana Navarro.

El traumatólogo es el especialista que suele tratar al paciente con dolor osteoarticular, y, en ocasiones, el reumatólogo. “No todos los pacientes con artrosis tienen sensibilización central”. puntualiza la Dra. Navarro. “La fibromialgia es tratada por el reumatólogo, por el neurólogo y, en ocasiones, por los profesionales de la unidad del dolor. Cierto tipo de cefaleas también tienen un componente de sensibilización central, y son tratadas por el neurólogo. Finalmente, en Atención Primaria tratamos al paciente de una forma integral”, explica Ana Navarro.

Información para reducir la ansiedad

Una vez diagnosticada la sensibilización central, el médico de Atención Primaria es el responsable de explicar al paciente qué le pasa. “Muchas veces llega asustado a la consulta, porque piensa que tiene algo muy grave y se ve muy limitado. Debemos explicarle que este trastorno no supone un peligro para su vida. Cuando obtiene la información adecuada, suele disminuir su nivel de ansiedad y se siente más tranquilo”.

El médico debe aconsejar al paciente hacer una vida lo más activa posible, y el ejercicio es una de las recomendaciones más adecuadas para el paciente con sensibilización central, sobre todo caminar si se trata de una persona mayor.

Escalas del dolor

Según la experiencia de Ana Navarro, el paciente describe el dolor como algo sordo, pesado y mal localizado. Muchas veces lo siente durante todo el día, incluso algunos dicen que se sienten peor cuando están en la cama. Otros se levantan más o menos bien, pero cuando empiezan a funcionar comienza también el dolor. En cualquier caso, no se trata de un patrón fijo. La intensidad del dolor se puede valorar con la Escala Analógica Visual (EVA) y con una valoración verbal del dolor de moderada a severa (de cero a diez). El paciente con sensibilización central suele marcar el punto en intensidad entre moderada y severa (cuatro o más), según comenta la doctora.