• Martes, 21 de noviembre de 2017

Los cuidadores también enferman

Más del 60% de los cuidadores no profesionales necesita atención médica por depresión, ansiedad y estrés, según un reciente estudio

Estudio sobre la salud de los cuidadores

La enfermedad ha dejado de ser un problema agudo, para convertirse en un compañero a largo plazo del paciente. Así, las enfermedades crónicas acarrean no solo un cambio de paradigma en el Sistema Sanitario, sino también en la sociedad, puesto que estos enfermos crónicos necesitan de cuidados, de los que muchas veces han de encargarse las propias familias. Sin embargo, pocas veces se pone el foco en la salud del propio cuidador y en las consecuencias que tiene esta carga en su vida.

Es por ello que Merck ha lanzado la campaña Embracing Carers, es decir, “cuidar a los cuidadores” a nivel global, con el objetivo de sensibilizar a la población y las instituciones sobre el papel esencial que desempeñan los cuidadores no profesionales.

La primera iniciativa ha sido realizar un estudio para ofrecer una visión global de los retos de los cuidadores, que se ha realizado en siete países diferentes, entre ellos en España. Así, el resultado más llamativo del mismo es que tres de cada cinco cuidadores  informales, es decir un 61 por ciento, creen que necesitan algún tipo de atención médica o asistencia psicológica por depresión, angustia o estrés debido a la labor diaria que desempeñan como cuidadores de familiares.

En concreto, para realizar este trabajo se han hecho más de 3.500 entrevistas a cuidadores informales, es decir ni profesionales ni remunerados,  de España, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, EE.UU y Australia. Para la directora de Corporate Affairs de Merck España, Ana Polanco, “Merck está firmemente comprometida en contribuir a dar respuesta en España a las necesidades no cubiertas de las personas que dedican gran parte de su tiempo a cuidar a un familiar cercano o a un paciente. Los resultados de la encuesta muestran que la gran mayoría de los cuidadores no profesionales padece problemas psicológicos. Esta, y otras muchas, son las razones por las que Merck en España está trabajando con diferentes asociaciones de cuidadores y de pacientes para dar respuesta a sus necesidades”.

La visión de España

En cuanto a datos propios de los encuestados en España destaca que el 43 por ciento de los cuidadores informales antepone la salud del enfermo a la suya, que el 71 por ciento reconoce encontrarse cansado durante casi todo el tiempo y que el 61 por ciento asegura que su salud física también se ha visto resentida.

Entre otras conclusiones, en España los familiares reconocen la valiosa contribución que ejercen los cuidadores, puesto que el 91 por ciento se siente apoyado por sus parientes. Es por ello que también se indagó sobre la relación familiar de los propios cuidadores, destacando que el 55 por ciento está cuidado o bien de sus padres o de sus suegros.

Por otro lado, casi un tercio consideraba que no pasa tanto tiempo como le gustaría con sus hijos o menores a su cargo, ya que  de hecho, el 25 por ciento se queja de no poder hacer planes con ellos en festivos o vacaciones debido a las obligaciones que imponen los cuidados a las personas más mayores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies