• Jueves, 16 de Agosto de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 2284 [name] => Noticia del día [slug] => noticia-del-dia [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 2284 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1334 [count] => 116 [filter] => raw [cat_ID] => 2284 [category_count] => 116 [category_description] => [cat_name] => Noticia del día [category_nicename] => noticia-del-dia [category_parent] => 1334 ) )

Los diferentes modelos de gestión de AP están pobremente evaluados

Durante el XXXVII Congreso de la semFYC, que se clausuró el sábado en Barcelona, se debatieron los distintos modelos de gestión en Atención Primaria

Gestión sanitaria

Los distintos modelos de gestión en Atención Primaria se debatieron en el XXXVIII Congreso de la Semfyc, clausurado el sábado en la capital catalana. Como indicó Xavier Bayona, coordinador del grupo de trabajo de Gestión de CAMFiC, no existe un único indicador sintético que permita discernir qué modelo de gestión es mejor.

El debate repasó diferentes aspectos en cuanto a la estructura de recursos económicos y humanos, cartera de servicios, satisfacción del ciudadano y de los profesionales.

“En Cataluña, a partir de la ley de ordenación sanitaria de la comunidad autónoma, hay una separación de la financiación, la contratación y la provisión de servicios, lo que facilita que el tejido de proveedores de salud sea diverso: en función de las bases jurídicas de las organizaciones, existen proveedores del servicio público que pueden tener titularidad pública y otros que pueden tenerla privada, lo que permite ciertas flexibilidades en algunos entornos y ciertas debilidades en otros”, resumió Bayona.

De este modo, señaló que el entorno del Instituto de Salud de Cataluña es el mayor proveedor de salud, con resultados asistenciales diversos y características basadas en el territorio y en la población que atiende, con el hándicap de la rigidez de la administración pública. “Pero los resultados de satisfacción de los ciudadanos, en general, son buenos, como también lo son con otros proveedores, como las EBAs”, apuntó.

En cuanto a los presupuestos, están asignados en base a diferentes criterios por el Servicio Catalán de la Salud, de manera que cada proveedor desarrolla su cartera de servicios. Para Bayona, una de las ventajas de las EBAs es que, por estatutos, pueden ofrecer carteras de servicios que no están dentro del sistema público de salud, lo que puede favorecer adeterminadas áreas, como Odontología o Psicología.

Una de las mayores diferencias es la gestión de recursos, que es más ágil en las EBAs, mientras que en la administración pública es preciso realizar concursos. Respecto a los recursos humanos, también hay diferencias: la administración está sometida a la rigidez de la bolsa de trabajo por categorías profesionales, mientras que en las EBAs se define el perfil en función del puesto de trabajo que debe cubrirse, con capacidad de seleccionar por perfiles.

Es precisa mejor evaluación

“Uno de los mayores problemas es que los diferentes modelos de gestión están pobremente evaluados. Y, en estos momentos, es arriesgado decir qué modelo es mejor o peor. En Cataluña, la central de resultados de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña, ha comenzado a publicar resultados cada año, pero no es un benchmark, a pesar de que se hace un ranking de comparación por diferentes índices: salen bien posicionados tanto los 271 equipos de gestión tradicional como los 13 de gestión alternativa, que apenas representan un 3 por ciento del total. Esta escasez de porcentaje hace que sea difícil comparar desde el punto de vista metodológico y la literatura en nuestro entorno es pobre y no hay un análisis fino de los datos”, sentenció.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies