• Miércoles, 19 de junio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1482 [name] => OMC y Colegios [slug] => omc-y-colegios [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1482 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 1796 [filter] => raw [cat_ID] => 1482 [category_count] => 1796 [category_description] => [cat_name] => OMC y Colegios [category_nicename] => omc-y-colegios [category_parent] => 1350 ) )

Los médicos deberán rellenar con más atención los partes de lesiones para la actuación forense

Expertos insisten en el Colegio de Médicos de Madrid en que estos documentos van a ser fundamentales para la actuación de los médicos forenses y la actuación judicial posterior

La Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) ha celebrado una mesa de debate sobre la ‘Emisión de partes de lesiones y atención al detenido’, en la que diversos expertos han insistido en que los médicos que atiendan una sospecha de agresión deben rellenar los partes de lesiones de una forma lo más clara y detallada posible para el forense y la actuación judicial posterior.

A este respecto, Andrés Bedate Gutiérrez, presidente de la Comisión de Deontología del ICOMEM y médico forense, ha insistido en que en estos partes de lesiones deben quedar reflejado “dónde están las lesiones, la profundidad y antigüedad de las mismas, si son heridas incisas, contusas o inciso contusas para tener claro cómo han sido ocasionadas, etc.”.

Desde el ICOMEM han insistido en que este tipo de iniciativas son una muestra de cómo la institución está apostando por formación e información de calidad para los colegiados y ha animado a participar en las iniciativas que se organizan, así como a sugerir aquellas que se consideren de interés.

Cuestiones a tener en cuenta

La importancia de matizar estas cuestiones es tal que “una pérdida de una pieza dental es considerada una secuela y si se refleja en el informe puede ser indicio de la existencia de un delito. Y, en esta misma línea, también influye si las heridas han sido tratadas con sutura o con puntos de acercamiento, ya que en el primer caso también se valora como prueba de la comisión de un delito”, según Bedate Gutiérrez.

Sobre la forma de abordar el proceso, Blanca Vázquez Quiroga, subdirectora médico asistencial del SUMMA 112, ha explicado que “nuestro funcionamiento habitual es enviar los partes de lesiones en un sobre cerrado al juez a través de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado con una descripción exhaustiva, incluso si es necesario mandando pictogramas que clarifiquen el análisis”.

Por último, en cuanto a la forma de comunicar estos casos, Rafael Marañón Pardillos, médico pediatra del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, ha concluido que “sobre todo en el caso de los menores si es un caso evidente y grave inmediatamente hay que llamar al juez de guardia para asegurar su protección”.