• Miércoles, 25 de abril de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1482 [name] => OMC y Colegios [slug] => omc-y-colegios [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1482 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 1697 [filter] => raw [cat_ID] => 1482 [category_count] => 1697 [category_description] => [cat_name] => OMC y Colegios [category_nicename] => omc-y-colegios [category_parent] => 1350 ) )

Los médicos madrileños afirman estar defendiendo la dignidad perdida de su profesión

El Colegio de Médicos de Madrid acoge un debate en la tarde del 21-M, junto a varios representantes de casi todos los principales partidos, en el que los médicos han explicado sus motivos para ir a la huelga

jornada médicos madrileños 21-M

“Lo que ha pasado hoy es que por primera vez los médicos hemos salido a la calle para hablar de nosotros mismos, y eso es lo que hace el día de hoy diferente”. Estas eran las palabras del presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, en la tarde del 21-M, durante el debate “El médico, figura esencial en la sostenibilidad del Sistema Sanitario”, celebrado en la sede del Colegio de Médicos de Madrid.

Al mismo acudían los representantes de los principales grupos parlamentarios, a excepción del Partido Popular, que rehusó la invitación, y dos representantes de las entidades que han  pedido a los médicos de Madrid que se unieran a la huelga, como son la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) y la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM), que explicaban que el objetivo del 21-M no era otro que “dignificar la profesión”.  Así lo ponían de manifiesto algunos de los médicos de la Comunidad de Madrid que asistían como público y que insistían en que “ahora los médicos somos unos don nadie, es así, tenemos que recuperar nuestra autoridad, que no autoritarismo”.

Detallando de forma más concreta la situación actual, José Ramón Repullo, director técnico de la Fundación para la Formación de la OMC (FFOMC), exponía que los principales motivos que habían llevado a los médicos a esta situación eran la necesidad de “parar el maltrato económico y laboral, frenar el deterioro de la Sanidad Pública y plantar cara a los retos que amenazan la sostenibilidad”. Aunque sobre este punto reflexionaba que teniendo en cuenta que España era de los países con menor gasto y mayor calidad de los servicios, “cuando nos dicen que nuestra Sanidad es insostenible, no sé qué piensan del resto de países”.

En este sentido, el principal problema sin duda es la reducción del presupuesto sanitario, que pese a la mejora de la Economía española, sigue en descenso. “En 2020 estaremos en el 5,57 por ciento del PIB, vaya Horizonte 2020”, apostillaba Repullo. Un recorte que a día de hoy supone contar con 1.290 millones menos para la partida de Recursos Humanos, en comparación con 2011. Todo ello teniendo en cuenta que sin embargo, en este mismo periodo lo que sí ha crecido es el mutualismo. “La financiación pública va perdiendo puntos a favor de la privada” y el problema de fondo es la falta de confianza.

La perspectiva de los políticos

En esta línea, José Manuel Freire, portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, insistía en que “respetar a los pacientes pasa por respetar a los profesionales que los atienden”, algo que en su opinión no es viable con cifras que se acercan al 40 por ciento de temporalidad. Es por ello que Freire reclamaba que “necesitamos reformas”, que desde su perspectiva deben empezar por “recetarnos otro Gobierno”.

Asimismo, Enrique Veloso Lozano, portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Ciudadanos en la Asamblea de Madrid ha insistido en que su partido se muestra de acuerdo con los seis puntos del argumentario presentado por los médicos para ir a la huelga, pero “hay que estudiarlos uno a uno y ver cómo hacer posible su implementación”, puesto que algunos son de aplicación más directa e inmediata, pero otros han de tener un análisis respecto a cómo afectan a la sostenibilidad del sistema”.

Por último, Mónica García Gómez, portavoz de la Comisión de Sanidad del Grupo Parlamentario Podemos, ha insistido en que “no se puede dignificar la profesión, sin dignificar el sistema sanitario”, además de tener en cuenta que la crisis que ha pasado toda la sociedad, obviamente acaba alcanzado a todos los estratos, también a la profesión médica.  En ese sentido acababa comentando que “no se trata de poner en debate la sostenibilidad, sino que el debate es cuál es la necesidad”, de cara a saber si es preferible invertir en Sanidad, o destinar ese presupuesto a otras partidas, como actualmente ha hecho el Gobierno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies