• Lunes, 21 de enero de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 7697 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 7697 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Los médicos navarros alertan de la pérdida de valoración de la Sanidad pública

La central de facultativos de la Comunidad Foral censura el escaso esfuerzo económico que la Administración "está haciendo para mantener las prestaciones asistenciales"

SMN-alertan_perdida_valoración

El Sindicato Médico de Navarra (SMN) ha alertado de la pérdida de valoración por parte de los usuarios de la Sanidad Navarra. Según explica en un exhaustivo análisis realizado, “los recortes en salud han mermado la calidad asistencial y así lo percibe el usuario”. Por lo que consideran que, “una vez pasada la situación de recortes generalizados, ha llegado el momento de recuperar (al menos) las prestaciones y condiciones de entonces, y no seguir de forma sistemática con las políticas de entonces, sin capacidad de mejora”.

Según los datos del SMN, en el 2018, ha habido un cambio significativo en la comparativa de los sistemas público y privado de Sanidad. El porcentaje de navarros que prefiere un centro privado para asistencia en Atención Primaria pasa de un 7,5 por ciento en 2016 a un 24,5 por ciento en 2017; en Especializada de un 20,3 a un 40 por ciento; de un 14,9 a un 32,8 por ciento para ingresos hospitalarios; y para atención urgente, de un 23,5 a un 38,6 por ciento.

Pese a ello, la valoración sigue siendo positiva en líneas generales “y nuestra Sanidad sigue estando por encima de la media nacional. Incluso en alguna lista seguimos estando en segundo lugar. Pero hay que tener claro que ello se debe al sobresfuerzo de los profesionales sanitarios que, de forma progresiva, asumen una carga cada vez mayor y, en muchos casos, a costa de su salud”, señalan desde la central médica.

La CC.AA. con menor inversión en salud

Sobre el gasto sanitario en Navarra en comparación con otras CC.AA, el SMN subraya el escaso esfuerzo económico que Navarra está haciendo para mantener las prestaciones asistenciales. “Hemos sido la comunidad con menor inversión en Salud con un menor aumento en el gasto pero no en las prestaciones”.

Consideran que el Gobierno “viste” el aumento del gasto en Salud de este año como un gran esfuerzo, y algo positivo. “Todo lo contrario: el aumento del 1,6 por ciento para 2018 dista mucho de realizado por otras comunidades (4,2 por ciento de media en España en 2018) y del casi 6 por ciento de los años 2016 y 2017 en Navarra”.

Además de este nimio aumento presupuestario, los médicos de la Comunidad foral destacan especialmente que el gasto aumenta en casi todas las partidas menos en el sueldo del personal fijo. Según cifras del propio Servicio de Gestión Clínica y Evaluación Asistencial, el gasto acumulado a mes de junio entre 2016 y 2018 bajó un 8,91 por ciento en el apartado de personal fijo. Esto podría deberse a que los que se jubilan tenían más complementos, pero no… se debe sobre todo a que disminuyen los profesionales fijos aumentando por tanto los temporales: “El único colectivo que desciende en número es el del personal fijo. Esto demuestra la poca intención de corregir la temporalidad del actual gobierno, pese al Informe de Comptos que reprende dicha política en la contratación en Salud”.

El 5% del PIB a Salud

Navarra sólo dedica alrededor del 5 por ciento del PIB a Salud mientras la media española dedica alrededor del 6 por ciento. Creen desde el Sindicato Médico que el envejecimiento de la población, el aumento del número de pacientes complejos y el aumento en las prestaciones sanitarias “que todos esperamos”, requieren un mayor esfuerzo y no sólo por parte de los profesionales. “También la Administración deberá esforzarse aumentando la inversión en Salud en proporción a la riqueza que se genera entre todos. Otro aspecto a tener en cuenta, y según los datos del propio Gobierno de Navarra, es dónde se ha gastado el dinero. Por ejemplo: el presupuesto destinado a Atención Primaria ha aumentado este año un 4,6 por ciento, hasta los 154 millones. A día de hoy, la famosa ‘nueva Estrategia de Atención Primaria’, presentada a bombo y platillo sigue en dique seco. De momento no se ha contratado más personal (ni si quiera los médicos, enfermeras y TES para las UVI móviles) y en relación al equipamiento comentar que ecógrafos infrautilizados y medio-aparcados por los centros de Salud sin programas definidos para sacarles partido”, añaden con preocupación.

“No se fideliza a los profesionales”

Desde el Sindicato Médico se hace especial hincapié a la hora de criticar la ausencia de medidas eficaces de captación, fidelización e incentivación de facultativos -condiciones económicas, recortes proporcionales…-

Afirman que en Navarra no solo no fidelizan, sino que “cada vez nos tratan peor. La consecuencia de ese maltrato no es sólo que no se captan nuevos profesionales sino que, además, se están marchando cada vez más. El maltrato comienza ya con los médicos internos residentes (MIR). Somos la comunidad con el menor sueldo de este colectivo de este colectivo”, recalcan

En segundo lugar, según recogen en su análisis, la temporalidad en el SNS-O excede de lo admisible. “No puede existir fidelización manteniendo unas tasas de temporalidad como las actuales. Tal y como advierte la Cámara de Comptos, la tasa de temporalidad en el SNS en 2016 era del 51 por ciento y destaca la importancia de aprobar OPE para reducirla”.

El colectivo del personal fijo es el único que desciende en número (321 en estos dos últimos años). “Esto demuestra la poca intención de corregir la temporalidad del actual gobierno, pese al Informe de Comptos que reprende dicha política en la contratación en Salud. Otro punto importante y que parecen desconocer nuestros gestores es el de la fuga de profesionales”, censuran.

Contratos perfilados

Por otro lado, en el último Acuerdo de Contratación del 9 de febrero (no firmado por el Sindicato Médico ni SATSE) se introduce en el articulado la posibilidad de “perfilar” determinadas plazas que requieran una cualificación específica. Además incluye un apartado que dice textualmente: “Excepcionalmente, podrán celebrarse contrataciones con las personas más indicadas en función de su adaptación y conocimiento del puesto a cubrir, siempre y cuando razones de probada urgencia así lo aconsejen y en tanto se proceda al llamamiento de un candidato de las listas que pueda desempeñar o ser formado para el concreto puesto de trabajo. Las contrataciones efectuadas al amparo de este artículo no podrán tener una duración superior a 30 días.”

Pero, según el SMN, lo que debería ser una excepción se ha convertido en una herramienta perversa. “Es decir, que el perfil propuesto por el Jefe de Servicio en muchas ocasiones ha coincidido más con las características personales de un determinado candidato que con las necesidades reales del puesto de trabajo. Los perfiles desproporcionados están a la orden del día. Con esta conducta, la Administración intenta eliminar candidatos no deseados o mejor aún, designar candidatos previamente elegidos. Así saben con seguridad que los facultativos que están en la lista de contratación no cumplen con los requisitos exigidos permitiendo de esta manera una contratación rápida y dirigida, que en ningún caso se ajusta al máximo de 30 días que prevé la norma”, añaden.

Sin prever las necesidades

Desde el Sindicato Médico de Navarra insisten en diversos foros (Comisión de Personal y Junta Técnico Asistencial) que es prioritario prever las necesidades de personal, en especial el facultativo, de modo que con suficiente antelación pueda formarse a médicos del propio Servicio Navarro de Salud para que de forma eficiente asuman las cargas específicas de trabajo que surjan.

“Son precisas plantillas más amplias y formación a cargo de la Administración. La Dirección del CHN sin embargo parece sostener que los facultativos no están en disposición de formarse y reciclarse. Por ello se dan contrataciones precarias, urgentes, de personas que mantendrán su puesto de trabajo brevemente (no están incentivados, no salen OPE, en otras Comunidades pagan mejor y formalizan mejores contratos…), lo cual mantiene plantillas insuficientes, poco flexibles y sin posibilidad de formación (sobrecarga de trabajo, falta de apoyo a la formación, falta de incentivo)”, explican con vehemencia.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies