• Lunes, 17 de junio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8070 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8070 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Los médicos piden a la nueva Dirección de Osakidetza que active la carrera profesional

El SME advierte de que la AP se halla al borde del colapso

SME_osakidetza_carrera_profesional

El Sindicato Médico de Euskadi (SME) demanda a la nueva Dirección del Servicio Vasco de Salud (SVS)-Osakidetza que tenga en cuenta la pérdida de poder adquisitivo, que cifra en un 20 por ciento, sufrida por los facultativos del País Vasco desde el inicio de la crisis. “Desconocemos cuáles son sus intenciones, pero esperamos que tengan en cuenta muchos de los problemas que venimos denunciando los profesionales y que están sumiendo al colectivo médico en un gran desánimo al realizar su trabajo”, indican desde la central, mayoritaria entre los facultativos vascos. En esta línea le exigen también que active la carrera profesional que continúa congelada, “a pesar de las promesas incumplidas de ponerla en marcha una vez superada la crisis”, han indicado a EL MÉDICO INTERACTIVO desde distintos colectivos médicos que trabajan en la red pública vasca.

Esta demanda se produce en pleno proceso de renovación de la cúpula de Osakidetza, tras las dimisiones/ceses de la directora general, María Jesús Múgica y el director de Recursos Humanos, Juan Carlos Soto, entre otros cargos. A Múgica le sustituyó al frente de la mayor empresa de Euskadi, con más de 23.000 trabajadores, Luis Diego Casals que está conformando su equipo en el que se estrena como directora de RR.HH María Pilar Uriarte, responsable a partir de ahora de RR.HH.

Un equipo alejado de cualquier responsabilidad en la fallida OPE que tanta alarma social ha generado por la denuncia de filtraciones de los exámenes y que ha obligado a Osakidetza a repetir tres pruebas y a poner en manos de la Fiscalía la investigación sobre lo sucedido. “Una OPE que pretendía ser ejemplar y la mayor en número de plazas   -con 3.335- de la historia de Osakidetza, pero que ha resultado ser un fiasco”, denuncian desde ESK, la organización que destapó las filtraciones y que ha llevado el caso a los Tribunales y a la creación de sendas comisiones, internas y externas, que dirimirán lo ocurrido en los exámenes, “aunque están también siendo cuestionadas por las centrales”, indican asociaciones profesionales.

El Sindicato Médico de Euskadi recuerda también a los directivos sanitarios que la Atención Primaria (AP), la puerta de entrada al sistema, se halla al borde del colapso por la escasez de profesionales. En este mismo sentido les avisa que las Emergencias y Urgencias hospitalarias se encuentran en plena ebullición. “Todo esto sin contar con que los facultativos hospitalarios están también saturados de trabajo y sin ninguna motivación profesional”, alerta con preocupación la central médica.

Se muestran muy críticos con las Direcciones por estar “carentes de empatía y receptividad con los facultativos de a pie que realizan el trabajo diario en contacto directo con los pacientes”. Por ello, el SME hace votos “por que la grave situación por la que está atravesando el SVS pueda encauzarse cuanto antes por el bien no solo de los profesionales, sino, principalmente, por el de los pacientes”.