• Miércoles, 26 de septiembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 3117 [name] => Sensibilización central [slug] => sensibilizacion-central [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 3117 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 25 [filter] => raw [cat_ID] => 3117 [category_count] => 25 [category_description] => [cat_name] => Sensibilización central [category_nicename] => sensibilizacion-central [category_parent] => 1350 ) )

Los pacientes con sensibilización central (SC) perciben una gran incomprensión

"Los problemas relacionados con la sensibilización central (SC) son diferentes al dolor agudo, que siempre está relacionado con una lesión y todo el mundo entiende”, explica la psicóloga Milena Gobbo

dolor cerebro

El dolor crónico afecta a muchos aspectos de la vida de los pacientes con sensibilización central (SC), y la incomprensión por parte de familiares y amigos es una de sus grandes preocupaciones, según explica Milena Gobbo, presidenta de OpenReuma (Asociación de Otros Profesionales en Reumatología) y coordinadora del grupo de trabajo ‘Psicología y Dolor’ del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

“Los problemas relacionados con la SC son diferentes al dolor agudo, que siempre está relacionado con una lesión y todo el mundo entiende. La SC es mucho más compleja y hay que comprenderla para ser consciente de sus consecuencias. El dolor que sufre el paciente no se corresponde con una lesión determinada y, de hecho, en muchas ocasiones ni siquiera existe esa lesión. El cerebro interpreta como dolor sensaciones que son puramente nociceptivas”, explica Milena Gobbo.

En consecuencia, esta psicóloga observa “una gran incomprensión” hacia estos pacientes. “Es cierto que a veces nuestros nociceptores nos dan unas informaciones que están claramente relacionadas con una lesión, y por eso tenemos tan vinculados los conceptos de dolor y lesión; sin embargo, la percepción del dolor es un proceso complicado, y que no exista aparentemente una lesión no hace que el dolor sea menos real ni menos incapacitante”.

“La comprensión de la sensibilización central por parte de familiares y amigos del paciente es fundamental, pero complicado”, reconoce Milena Gobbo. La persona con SC “debe sentirse comprendida, porque no se está inventando nada y no se queja de dolor sin motivo. Si se hace una resonancia magnética de su cerebro se comprueba que todas las áreas que procesan el dolor están activadas. Algunos pacientes explican que sienten dolor, por ejemplo, cuando oyen el ruido de los cubiertos chocando con los platos. Es cierto que le produce dolor, no se lo está inventando”.

Calidad de vida

La sensibilización central afecta a la calidad de vida de los pacientes, al sueño, a la sexualidad, las relaciones sociales, en el ámbito laboral, y también su capacidad de aprendizaje. “Una de las quejas que tienen muchos pacientes con sensibilización central es el déficit cognitivo, porque el dolor ocupa mucha actividad cerebral. Por un lado, es necesario medir la intensidad del dolor, y, por otro, controlar la interferencia en las actividades de la vida cotidiana”.

Los procesos de sensibilización central suelen ser muy parecidos en hombres y en mujeres, aunque son más frecuentes en ellas. La diferencia se centra en la forma en cómo se aborda por parte de los profesionales, familiares y el entorno, en general. “Se tolera más el dolor en los hombres que en las mujeres, se le da más valor. A las mujeres enseguida se las tacha de quejicas o se las manda al psiquiatra, con la connotación negativa de tener un problema psicológico”.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies