• Miércoles, 17 de julio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3666 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3666 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

Los programas de cribado del cáncer de pulmón demuestran reducir la mortalidad de la enfermedad

El estudio europeo NELSON de cribado con tomografía computarizada de bajas dosis de radiación confirma que esta herramienta es útil para detectar cáncer de pulmón asintomático

cribado del cáncer de pulmón

En el 52 Congreso de Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) una de las patologías sobre las que más novedades se  han presentado es sin duda el cáncer de pulmón. Concretamente,  durante el simposio “Cribado del cáncer de pulmón: ¿hace falta más evidencia?”,  se daba a conocer el estudio europeo NELSON de cribado de cáncer de pulmón con tomografía computarizada de bajas dosis de radiación, cuyas conclusiones  confirman que esta herramienta es útil para detectar cáncer de pulmón asintomático.

En concreto, el estudio NELSON, con casi 16.000 individuos reclutados,  ha demostrado que la tomografía computarizada de baja dosis de radiación (TCBD) es una herramienta de detección eficaz, reduciendo la mortalidad por cáncer de pulmón en hombres en un 26 por ciento tras diez años de seguimiento. La reducción en la mortalidad fue mayor en las mujeres, Asimismo, destacaba que la adherencia general en ese estudio  llegó al 86 por ciento.

A este respecto, Luis M. Seijo, codirector del Departamento de Neumología de la Clínica Universidad de Navarra y miembro del Área de Oncología Torácica de SEPAR exponía que “este es el segundo ensayo prospectivo aleatorizado que avala la eficacia de los programas de cribado del cáncer de pulmón mediante una TCBD anual. Tanto el estudio NELSON como el NLST (un estudio anterior) han demostrado una reducción significativa y clínicamente relevante en la mortalidad por cáncer de pulmón, atribuible a la TCBD. Además, el beneficio real es mayor cuando se completan más rondas de cribado.”. Por todo ello el experto concluía que quedaba claro que gracias a este tipo de cribados “podríamos detectar más casos iniciales y salvar vidas”.

El cribado de pulmón en España

La experiencia en España del cribado del cáncer de pulmón, que por ahora se ha implantado mediante programas asistenciales en algunos centros de nuestro país como la Clínica Universidad de Navarra, la Fundación Jiménez Díaz, o el IVO “ha demostrado que existe un fuerte vínculo entre enfisema y el cáncer de pulmón y mejorado nuestro conocimiento del riesgo compartido con la EPOC”, exponía por su parte Juan Carlos Trujillo, cirujano torácico y coordinador del Área de Oncología Torácica de SEPAR.

En esta misma línea, el experto exponía que antes del estudio NELSON “la evidencia acumulada en Europa no había podido confirmar los hallazgos norteamericanos por tratarse de ensayos clínicos más pequeños y con escasos pacientes.”. Sin embargo, ahora “los resultados del estudio NELSON, refuerzan la necesidad de implantar el cribado de cáncer de pulmón en Europa, como defienden distintas sociedades científicas, incluida la SEPAR”, y por tanto, refuerzan también estas iniciativas en España.

A modo de conclusión, y con vistas al futuro, cabe recordar que existe otras líneas de investigación abiertas para optimizar algunos aspectos del cribado del cáncer de pulmón se centran en determinar la eficacia de posibles biomarcadores en sangre, esputo u orina.